Archivo de la categoría: Morirse no duele, pero molesta

La lucha por la vida, literal

Misión cumplida, gracias a todos

por Marisol Oviaño Fotografía en contexto original: maeed Hace casi 18 años, el neurocirujano se negó a abrir el cráneo de Eude: sólo serviría para traer más sufrimiento a la cortísima vida que le habían diagnosticado (días, acaso semanas). Los … Seguir leyendo

Publicado en General, Morirse no duele, pero molesta | 7 comentarios

luchando contra la paraonia

por Marisol Oviaño A los niños que tienen hermanos sanos, se les lleva a conocer al recién nacido para que se vayan familiarizando con él. Pero nadie sabía cuánto tiempo viviría Eude, que estuvo una buena temporada en la UCI … Seguir leyendo

Publicado en General, Morirse no duele, pero molesta | Deja un comentario

El suspense

por Marisol Oviaño Una semana después del anterior capítulo de esta serie , fuimos a la consulta de neuroradiología. El doctor nos dijo que él cree que los desmayos de Eude no se deben a bajadas de tensión, y nos … Seguir leyendo

Publicado en Familia, General, Lecciones de la vida, Morirse no duele, pero molesta | Etiquetado , , , , , , , , , , , | 5 comentarios

guerra sin cuartel

por Marisol Oviaño Alejandro nos dejó a la puerta del hospital a las 7:05 y se fue a casa: más tarde tendría que abrir la trinchera proscrita. Diez minutos después, Eude y yo ya estábamos en la habitación. Ayudé a … Seguir leyendo

Publicado en Familia, General, Lecciones de la vida, Morirse no duele, pero molesta | Etiquetado , , , , | 3 comentarios

Morirse no duele, pero molesta

por Marisol Oviaño Eude me enseñó a luchar. En el octavo mes de embarazo los médicos nos plantearon un panorama en el que la muerte era la mejor de las opciones: parálisis cerebral, cardiopatías, ceguera, sordera… Y aceptamos que probaran … Seguir leyendo

Publicado en Familia, General, Morirse no duele, pero molesta | Etiquetado , , , , , | 16 comentarios