Madrugada de verano de un viernes de julio

Aunque las tres de la madrugada, hay gente hablando en voz alta en la calle.
Verano.
El calor aprieta
las ventanas están abiertas
la gente sale
y se despide sin prisa.

Cuando se meten en los coches
y se van,
devuelven a esta calle
su silencio de autopista.
De playa en la que mueren las olas.

Esta entrada fue publicada en General. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s