Domestofobia: avanzando en la destrucción del hombre

por Marisol Oviaño

(Las negritas que he puesto en los extractos del artículo de Barbijaputa son mías)

En su afán por dejar al hombre sin refugio, el feminismo subvencionado ya está estableciendo el próximo objetivo: convertir en maltratadores a los hombres que NO pegan a sus mujeres. Incluso lo han bautizado con uno de esos rimbombantes nombres con los que van imponiéndonos su neolengua: domestofobia.

La victimización de la mujer no tiene fin porque la estrategia es muy efectiva: convierten todas las diferencias entre hombres y mujeres en agresión a la mujer. Y la táctica resulta infalible, pues tienen a su servicio a la inmensa mayoría de los medios. Así, casi todas las semanas introducen términos y conceptos nuevos en nuestras vidas: sororidad, micromachismo, heteropatriarcado, manspreading

Pronto empezaremos a oír hablar de la domestofobia: las altavozas del NWO ya han empezado a inyectar el concepto en nuestros inconscientes. Así lo hace, por ejemplo, este artículo de Barbijaputa sobre sexo doméstico. En un tono entre guasón y amenazador, medio en serio medio en broma, podría estar anticipando qué cosas acabarán considerándose violencia de género.

Barbijaputa, ese ángel que cuida y da voz a todas las mujeres, nos cuenta que infinidad de chicas jóvenes le preguntan: “¿cuántas veces es lo normal acostarte con tu novio?” (que debe ser lo que preguntan las beatas a sus confesores). Y, como es un ser de luz, intenta dar respuesta a tan compleja pregunta.

Ella/él/elle siempre utiliza un tono de mujer de vuelta de todo. Sin embargo, leyéndola tengo la sensación de estar ante alguien que no sólo no conoce el placer, sino que siente una profunda repugnancia por el sexo. (Mientras escribo estas líneas, la palabra pecado me sobrevuela como un helicóptero de la policía de la moral).

Esta Elena Francis del empoderamiento pontifica sobre el sexo desde la ignorancia y obviando que es un tema en el que intervienen, como mínimo, dos personas. Y le dice a las chicas jóvenes que no hay que tener en cuenta al hombre:

El hombre no tiene más necesidad que la mujer de mantener relaciones sexuales por ser hombre.

La guerra contra el hombre y la familia es, también, la guerra contra la biología. Y Barbijaputa no sólo niega las diferencias biológicas entre los sexos, sino que despoja al hombre de toda humanidad y lo convierte en un despiadado opresor que no pide más sexo porque tenga necesidades diferentes a las nuestras, sino porque el sexo es su arma para tenernos bajo su bota.

Muchos hombres, en especial estos que presionan y hacen sentir mal a sus compañeras por no decir sí cada vez que ellos quieren, entienden el sexo como un método de control y una forma también de reafirmar su masculinidad. Da igual que en una semana no hayan sentido deseo, en sus cabezas suena la alarma de “Eh, ha pasado una semana y yo no he follado”. Alerta: masculinidad en peligro e interés de sus parejas en ellos en declive… y aquí viene la presión.

No sé con qué clase de amebas se relacionará esta mujer/mujero/mujere, pero yo no conozco ningún hombre que no se excite al menos una vez al día: el bamboleo de una chica joven con minifalda y tacones, el escote de la interventora del banco, la melena de la de contabilidad… O el poderío del culo del albañil, el pechazo del mensajero, la barriga peluda del nuevo en el gimnasio…  En todo lo que escribe, Barbijaputa pone en evidencia que no sabe cómo “funcionan” los hombres. Y, lo que es peor, tampoco le interesa. El hombre no tiene sentimientos ni necesidades distintas de las nuestras, sólo quiere hacernos daño. Hay que acabar con él.

Yo, que debo de tener más experiencia de la vida que Barbijaputa, explicaría a las jóvenes que los dos sexos son diferentes. Para empezar, a ellos les resulta mucho más difícil que a nosotras mantener relaciones sexuales, porque las mujeres somos más selectivas. En cambio, ellos necesitan menos para disfrutar; a nosotras nos lleva un tiempo de aprendizaje encontrarle la gracia al asunto. A mí, por ejemplo, de jovencita no me gustaban los chicos de mi edad, porque sabían todavía menos que yo, eran torpes y no aprendía nada de ellos. En cambio, los mayores me trataban con delicadeza y me enseñaban a disfrutar de cada momento.

Yo no podría responder de manera universal a la pregunta de “¿cuántas veces es lo normal acostarte con tu novio?”, porque hay tantas respuestas como personas. A lo mejor tu novio es un enfermo que quiere hacerlo diez veces al día, o a lo mejor tú te pones muy tensa cada vez que os vais a la cama y deberías decirle que vaya despacito y que te enseñe, o a lo mejor eres frígida.

Pero Barbijaputa no se para en detalles. Si no te apetece acostarte con tu novio, la culpa es de él.

Muchas de las chicas y mujeres que siguen enredadas en ese no saber o no entender, que piensan que tienen un problema con el sexo (no así sus parejas, claro), que creen que pueden ser frígidas por la presión a la que son sometidas, sólo tiene un problema: su pareja.

Y es este párrafo el que me hace sospechar que la insistencia de los hombres para mantener relaciones sexuales, e incluso el mero intento de tratar de hablar con la novia para ver cuál es el problema, algún día podría ser constitutiva de delito:

Caras largas ante un no, resoplidos, silencios incómodos en el “mejor” de los casos. Cargar con culpas a la mujer, conversaciones tensas donde se pone el foco del “problema” en ella, que es la que no quiere, violencia psicológica o física en el peor de los casos. Porque muchos hombres “solucionan” este conflicto presionando hasta que consiguen lo que quieren, es decir, muchos acaban violando a sus parejas.

Así las mujeres ya no tendrán que fingir dolor de cabeza, bastará con que amenacen a su novio con ir a denunciarlo al cuartelillo. A fin de cuentas, según dice, el sexo no tiene ninguna importancia en la vida de pareja:

Rechazar mantener relaciones una o veinte veces jamás debe convertir ese momento en un conflicto en la pareja.

O, mejor dicho: sólo la tiene para él.

Y si lo crea, si un hombre se pone tenso, o siente su ego machito dañado, el problema lo tiene él, no ella. Que el sexo sea la vara de medir de muchos hombres para valorar sus relaciones sentimentales es no saber mantener relaciones sanas e igualitarias.

Y cierra este edificante artículo reclutando jóvenes confusas e inexpertas para enviarlas a luchar contra el hombre:

Es vital que todas abracemos el feminismo para dejar de ponernos a nosotras mismas como foco del conflicto, y empecemos a problematizar las conductas de los hombres que entienden el sexo como controles rutinarios de su poder y de su masculinidad.

Su nula empatía hacia el hombre le impide plantearse que a ellos les resultaría muy fácil hacer lo mismo; esto es, convertir las diferencias entre hombre y mujer  en agravios al hombre. Así, la falta de deseo de algunas mujeres podría ser vista como una herramienta de ellas para someterlos, y  ellos podrían  empezar a problematizar las conductas de las mujeres que entienden el sexo como controles rutinarios de su poder y de su feminidad.

Llamadme loca, pero a mí todo esto me suena no sólo a linchamiento del hombre por ser hombre, sino a pura demonización de las relaciones sexuales. Empezaron a hablándonos de la cultura de la violación, y mucho me temo que no tardarán en subir un peldaño más y empezar a arengarnos contra la cultura de la penetración.

Esta entrada fue publicada en Contra la ideología de género, General y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

12 respuestas a Domestofobia: avanzando en la destrucción del hombre

  1. Rochita dijo:

    Magnífico post. Se nos está yendo la pinza. ..

  2. Rick dijo:

    Como siempre, Marisol, das en la diana. Mujeres como tú son ya un regalo de los dioses. Pero no entiendo cómo le dedicas tanto análisis a semejante ceporra. Realmente no sabemos en qué estado se encuentra su neurona, y sería absurdo tomársela en serio si al final resultara que la tiene deteriorada.

    Hubo un tiempo en que los machistos heterosexualos dominantos alfa (¿alfo?) usaban un término abominablo: mal follá. Supongo que ya los habrán metido a todos en la cárcela, como se merecen. Pero, por si acaso queda alguno por ahí, los exhorto a que depongan su actituda. En esta partida de ajedrezo nos toca mover ficha: ¡huelga generala de sexo con las feministas! Follemos sólo con las normalas. Todos (y todas) saldremos ganando. A los huelguistos no nos faltará con quiéna disfrutar, las feministas aprenderán (¡por fin!) dónde tienen el punto G, y las normalas tocarán a más.

    Solucionado.

    • Marisol dijo:

      Estamos de acuerdo en que sus textos no merecen tanto esfuerzo por mi parte. Pero no minusvaloremos el poder de este movimiento: Barbijaputa, Cristina Fallarás, Elisa Beni… tienen a los medios a su disposición y miles de seguidores.
      El primer paso para derrotar al enemigo, es conocerlo.

      • Rick dijo:

        No minusvaloro nada. Esto es el fascismo de izquierdas, y va a ir a peor rápidamente. Pero es que estoy harto de amargarme la vida. El otro día, leyendo las noticias, sentí náuseas físicas, no metafóricas, y desde entonces dedico mi tiempo libre a leer libros y a escribir.

        En mi blog escribí el otro día que España es un concurso de gilipollas, pero después he rectificado: España es un concurso doble: de cabrones y de gilipollas, y todos los días compiten duramente a ver quién gana a quién. Aparentemente, están rizando el rizo, pero yo estoy en uno de los ojos del huracán, y no puedo permitirme ya el lujo de tomármelo en serio. Si la cosa se pone fea como en el 36 (cosa no muy inverosímil), ya me las arreglaré para largarme.

        Entre tanto, follad, que el mundo se acaba. Pero, por favor, no folléis con feministas. Tenemos que ayudarlas a encontrar el punto G.

  3. M. dijo:

    Todo esto es una brasa interminable que tiene poco que ver con la vida real.
    Pero, puestos a tomárnoslo en serio, a lo mejor esta vaina de la liberación femenina nos acaba llevando a la liberación masculina, y entonces sí que lo van a flipar.

  4. En mi voluntarioso intento de mantenerme lo mejor informado posible para formar mi propia opinión sobre la actualidad, leo diariamente varios periódicos digitales de diversas lineas editoriales. En los de izquierda incluyo eldiario.es, que publica una columna de la susodicha japuta.
    Tras haber constatado tiempo atrás su toxicidad, leo sus post, de manera puntual para, como dice Marisol, “conocer al enemigo”, aún a costa de sufrir las náuseas que menciona Rick.
    Lo que más me preocupa es que un tipo, ideologías e intereses comerciales aparte, tiene la cabeza tan bien amueblada como Ignacio Escolar (director de eldiario.es) no sólo publique sus post sino que la apoye expresamente, reconociéndola como su guía espiritual para, en sus propias palabras, “corregir su propio machismo”.
    Leo en ello dos avisos: el primero es que, como también señala Marisol, los medios y no sólo los de izquierda, están al servicio de la causa feminista. El segundo, más inquietante, es que parte de los hombres compran su discurso y se auto-identifican con el hetero-patriarcado. Dos indicadores de que la batalla de la comunicación la estamos perdiendo. Pero la guerra la vamos a ganar porque, como siempre digo, la biología es mas poderosa que la ideología.

  5. Carmen K. Salmerón dijo:

    A ver, Marisol, “feminismo subvencionado”. ¿Qué es eso? ¿Apoyo-alimento-económico que llega desde el estado (como pater social)? Supongo que habrá causas feministas que reciban presupuestos. Supongo. Pero tb es bien cierto que existen otras maneras. La Asamblea feminista 8M no recibe ningún apoyo económico estatal, ni de ningún partido político, ni de ninguna asociación. Tampoco pertenece a ninguna ideología política. Hay mujeres blancas, negras, con hijos bebés, con hijos adolescentes, separadas, casadas (y con buen rollo y sexo excelente con su pareja). Hay lesbianas, hay heteros, hay mujeres que nacieron con cuerpo de hombre y hombres que nacieron con cuerpo de mujer. Hay mujeres médicos, mujeres juristas, mujeres periodistas, mujeres administrativas, mujeres trabajadoras del campo, mujeres trabajadoras sociales, mujeres actrices, mujeres cantantes, mujeres diseñadoras, mujeres universitarias… Mujeres, en definitiva, de toda clase social y procedencia. Pero en la Asamblea de mujeres 8M no se demoniza al hombre por haber nacido con una anécdota inguinal diferente a la de la mujer. Se demoniza a los tiparracos que por el hecho de ser ellos empresarios y tú mujer: 1- te falta el respeto porque se cree superior intelectualmente, 2- intenta todo el tiempo echarte un polvo, pues ve en ti un objeto de deseo y punto pelota, 3- por ser mujer te paga mucho menos que a un hombre. Eso es lo que hay que derribar (Derribos Arias).
    Desconocía ese personaje, la Barbijaputa (conocía la barbi breakin’ bad y su laboratorio móvil). Voy a ver de qué va esa tipa o ese tipo (no sabemos lo que se esconde detrás de ese pseudónimo), y después emitiré alguna opinión. Desde luego no será un veredicto, puesto que no creo en los jueces (los detesto), y por ni juzgo ni me gusta que me juzguen.
    Lo que sí es cierto es que el movimiento feminista, femenino me gusta decir a mi, que ha surgido con vehemencia el pasado 8 de marzo, tiene razones bien poderosas y argumentos sólidos.
    Y como siempre, el saludo habitual que inicié aquí hace más de una década (cuando las recetas flamenco-punks fueron proscritas): Salud para disfrutar de la vida.

    • Marisol dijo:

      De todo lo que cuento en el artículo, lo único que te preocupa es la palabra “subvencionado”. ¿Dónde te crees que va todo el dinero que recibe Igualdad (ya sea Ministerio o Departamento de un Ministerio)? Y te diré algo: aunque la vicepresidenta Calvo dijera en su día que el dinero público no es de nadie, es de los que trabajamos, que estamos hartos de ver cómo lo que tanto esfuerzo nos cuesta ganar, se va en paguitas vitalicias y subvenciones a asociaciones feministas que siembran la cizaña entre el hombre y la mujer, que deja al hombre sin presunción de inocencia, que demoniza al hombre. Aunque tú digas que no.

      ¿De verdad quieres hacerme creer que el movimiento 8M es un movimiento que surgió espontáneamente entre las mujeres? El movimiento 8M lo convocan una serie de asociaciones subvencionadas. Aquí tienes la lista, de Público, que seguro que es un medio que te gusta.
      http://www.publico.es/mujer/asociaciones-interes-8m
      Sólo en la comunidad que tú vives hay más de ¡2000! asociaciones chupando del bote. No lo digo yo, lo dice la Junta:
      http://www.juntadeandalucia.es/temas/familias-igualdad/mujeres/asociaciones.html

      Un poco más de lectura:
      https://www.20minutos.es/noticia/3303362/0/pge-pacto-violencia-genero-80-millones/
      https://www.libremercado.com/2018-03-23/la-marana-de-las-subvenciones-feministas-9102-partidas-y-93-millones-de-euros-1276615757/
      https://berlinconfidencial.com/2018/02/09/desmontando-la-industria-de-las-ongs-feministas-como-herramienta-de-control-social-al-servicio-de-la-hegemonia-globalista-activismo-subvencionado-activismo-comprado/

      La ideología de género es un negocio que beneficia a unas pocas y nos perjudica a todas las demás. Y a nuestras hijas, nuestros hijos, nuestros hermanos, amigos, maridos, novios, etc.

      • Carmen K. Salmerón dijo:

        Marisol, Igualdad acaba de (re) nacer hace un cuarto de hora. Con la moda de la crisis se ha recortado hasta convertir en muñones los presupuestos en los Institutos de la mujer (tengo amigas psicólogas que no dan a basto). Se ha recortado hasta la amputación de sitios fundamentales que debieran ser intocables como es la sanidad y educación. Pero ahora hablamos de mujeres. Es urgente el refuerzo psicológico en una sociedad que tiene la cabeza muy descolocada. Y la mujer es mucho más vulnerable físicamente que el hombre.
        Tengo amigas trabajadoras sociales que llegan absolutamente frustradas a casa, viendo como la desigualdad crece como la mala hierba. Y de nuevo el punto vulnerable es la mujer. Y sin duda los hijos que, en la mayoría de los casos tras una separación quedan con la madre. Con la madre, sin el apoyo emocional del padre, sin el apoyo económico del mismo (y eso en el mejor de los casos).
        La España profunda existe. Está aquí al lado: en tu pueblo, en el mío, en los circundantes. Ya veo que hay negocio hasta en esto del feminismo. Qué triste. Pero hay mujeres que luchan por que se las trate igual que a los hombres, por que la igualdad deje de ser una quimera. Ante esas mujeres, muchas, yo me inclino.
        Me gustaría seguir con el comentario de texto, pero me temo que el tiempo se las pira, sin pedir permiso a nadie (como la vida), y he de volver a lo doméstico, lo banal y menospreciado por tantos aún siendo tan necesario para la vida: ir a hacer la compra para guisar. Menos mal que la creatividad también se viste con estas pieles cotidianas.

    • Con todo mi respeto por tu libertad de opinión y asociación, tengo algunas preguntas Carmen: de todas esas mujeres blancas, negras, con hijos bebés, con hijos adolescentes, separadas, casadas (y con buen rollo y sexo excelente con su pareja) lesbianas, heteros, mujeres que nacieron con cuerpo de hombre y hombres que nacieron con cuerpo de mujer, médicos, juristas, periodistas, administrativas, trabajadoras del campo, trabajadoras sociales, actrices, cantantes, diseñadoras, universitarias… ¿cuántas leísteis el manifiesto de convocatoria del 8M? de las que lo hicísteis ¿a cuántas os fue imposible reconocerlo como un panfleto de la ideología de género, a pesar de vuestro nivel intelectual tan despreciado? ¿de verdad crees que esa caricatura del tiparraco ibérico representa al empresario medio español de 2018?; admitiendo la existencia del perfil ¿son tantos como para que justifiquen esa respuesta femenina?¿y que pasa con los que no son empresarios? ¿no te parece que la representación de la mujer en el cine, la tv, la música, la moda, la publicidad, etc. mayoritariamente os presenta a los hombres como objeto de deseo y punto pelota? ¿crees que la mujer es totalmente ajena a esa representación? ¿eres de las que piensan que hay que reeducar a las mujeres que no son feministas? ¿cuántas crees que lo son realmente y no sólo de pose? ¿has leído lo que dicen los expertos no alineados sobre las causas objetivas de la brecha salarial? ¿sabes lo que es el sesgo cognitivo de arrastre? ¿y el de encuadre?¿y el de confirmación?
      Aún siendo preguntas retóricas, tienen respuestas objetivas y útiles.

  6. Rick dijo:

    Voy a proponer a la RAE un neologismo que yo estoy usando mucho últimamente, pero que no sé si lo usa alguien más: zombificar. Uséase, convertir en zombie. He conocido muchos casos ya, así que lo considero un fenómeno sociológico en toda regla.

    No hay nada que hacer con ellos. Imposible razonar. Imposible argumentar. Imposible mostrarles la realidad. Esta chica es un caso perdido de persona zombificada. Sólo responde a las instrucciones del ideólogo de turno. Mi consejo: no gastar saliva ni golpes de tecla en vano. Es inútil. Démosla por perdida.

    Firmado: un machote.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s