¿Por qué Trump?

donald-trump-1.jpg

Miguel Pérez de Lema

A medida que fue avanzando la campaña electoral americana, a España nos llegaba la propaganda clintoniana y nuestros opinadores profesionales competían por ver quien arrugaba más el hociquito y se ponía más digno a favor de Hillary Clinton, con argumentos tan sólidos como que era mejor porque era mujer, como si su chantaje emocional pudiera impedir lo que cada día parecía más inevitable.

Aquí, desde la casi absoluta ignorancia, hicimos un poco de risa sobre Trump, (https://proscritosblog.com/2016/06/01/cartman-trump-y-la-neurosis/) y advertimos sobre su eficaz -y temible- identificación con el depauperado hombre blanco de la América profunda, y resulta que sí, que el tío lo ha conseguido.

Lo que más nos puede interesar de este fenómeno es lo que ya hemos venido observando y comentando, la evidencia de que la gente está harta de la hipocresía y de los profesionales del poder que se levantan cada mañana pensando en cómo atornillarse un poco más en su posición y han traicionado a sus votantes. Hillary es el poder, la corrupción, el inmovilismo, el globalismo, y la mentira, y tiene sus homólogos en todos los partidos tradicionales de todas las democracias occidentales. Y su derrota ante una persona tan extravagante es la derrota de todo el entramado corrupto y mentiroso que ha llevado poco a poco a millones de personas al desarraigo en sus propias casas.

Lo que pase ahora no lo sabe nadie. Probablemente, Trump, se moderará y se irá adaptando al cargo y a sus peajes, porque una cosa es llegar al gobierno y otra llegar al poder. Pero esta primera victoria de la resistencia -por muy loca y repulsiva que ésta sea- puede ser decisiva para que en Europa -descontando, claro, España, donde siempre hace buen tiempo y somos tan felices- los movimientos contra la oligarquía comiencen a ganar elecciones y a formar gobiernos.

En esta casa venimos hablando de esta tendencia (https://proscritosblog.com/2016/05/04/la-vuelta-de-las-naciones/) que parece que se confirma. Y seguimos opinando que “los nacionalismos han identificado “lo reprimido” en la mente colectiva de Europa, y se han ganado para millones de personas el arquetipo del libertador. De aquel que les da la razón, les reconoce que efectivamente existen esos problemas que les decían que no existían, y que se puede estar en contra de ciertos dogmas de fe, sobre todo cuando esos dogmas de fe propician el hundimiento económico y enervan la tensión social”.

Por muy peligroso que eso pueda llegar a ser, e incluso si estos gobiernos fracasan, el cambio parece saludable. A lo mejor, a partir de ahora, cuesta un poco más tomarle el pelo a la gente, esa gente que vota.

 

 

Esta entrada fue publicada en General. Guarda el enlace permanente.

12 respuestas a ¿Por qué Trump?

  1. Señor Triumph dijo:

    He aquí lo que nos ha traído ese neoliberalismo desbocado, sin controles ordinarios y eficaces; esa globalización atolondrada y festiva; ese “Viva la Pepa que aquí no pasa na”, que nos iguala a todos pero por abajo; esa destrucción progresiva de la denostada clase media.
    ¡Bailad, bailad, malditos!, que lo siguiente será en Francia.

    • Marisol dijo:

      Entonces ¿aplaudimos a quienes intentarán (o eso dicen) devolver su poder a la clase media, o nos asustamos porque son derechas?

      • Señor Triumph dijo:

        A mí también me habría gustado ver la cara de esos ejecutivos tan finos, los de la pasta gansa, cuando Trump se plantó delante de ellos y les dijo que si deslocalizaban la producción de sus empresas les iba a poner una tasa del 35% cuando sus productos volvieran al país, ¿o nos asustamos por que eso es comunismo?

      • Señor Triumph dijo:

        Ahora se está hablando de subir el Salario Mínimo Interprofesional –una subida cuantiosa de 300 euros–, pero esos a los que tú aludes se oponen por que tienen su propia propuesta: el complemento salarial para los salarios más bajos. Es decir, no recurrir al Salario Mínimo Interprofesional, sino ayudar, desde los presupuestos públicos, a los salarios bajos. ¡Joder con los liberalotes!, no les gusta lo público nada más que cuando les interesa; ¡si hay que subir los sueldos que lo haga el Estado –es decir todos– y no las empresas! En fin, el rollo de siempre ¿Y éstos son los que van a devolver su poder a la clase media?, así no, querida amiga, así no.

    • Marisol dijo:

      Comunismo no es castigar a las empresas que deslocalicen. Te recomiendo que veas el vídeo que ha colgado redactor externo un poco más abajo. Me da la sensación de que tú también habrías votado por Trump,

      • Señor Triumph dijo:

        En absoluto, por supuesto que no habría votado a Trump, como tampoco a la Hilaria; uno me parece un payaso peligroso y la otra… en fin, hay distintos grados de calificación. Pero hay que reconocer que, en lo que se refiere al mundo del trabajo, ciertos aspectos del discurso de Trump tienen la capacidad de emocionar y sería divertido verlos hacerse realidad.
        En cuanto a lo del comunismo, es improbable, por no decir imposible, que bajo una doctrina comunista se deslocalice nada por la sencilla razón de que el Estado es su esencia y su razón de ser. Sólo cabría el castigo a esa acción. Pero sí es propio del pensamiento liberal, que lo lleva en su ADN, el abaratamiento de costes caiga quien caiga. Algunos a eso lo llaman libertad para embellecerlo.

  2. La America de Hommer Simpson le ha gritado ¡Fuck you! a los gafapastas de la modernidad, a las feministas y a los hipócritas del buenismo y la correción política. Pero no llegará la sangre al rio: los amos de Silicon Valey no lo van a permitir y tienen dólares para comprar a varias generaciones de Trumps.

  3. Marisol dijo:

    Según he leído u oído por ahí, lo primero que hizo Obama cuando se reunió con Trump, fue explicarle todo lo que él había querido hacer y el poder en la sombra no le había dejado hacer.
    Os dejo aquí un par de vídeos. Uno, en el que el díficil de mirar Michael Moore habla sobre el hombre blanco pidiendo el voto para Hillary:

    Otro en el que se ha utilizado parte de ese discurso de Moore para pedir el voto para Trump (este está subtitulado en español). Lo que me hace pensar en lo lejos que está el pensamiento progre de la realidad. Quizá aquella noche, Moore convenció a más de un demócrata para que votara por Trump:

  4. Señor juez, asumo mi culpa.
    Suscribo casi todo lo que dijo este candidato en su presentación oficial, y si hubiera podido, le habría votado:

  5. Rick dijo:

    También a Reagan lo pusieron a parir, y levantó a USA de sus cenizas. Y, de propina, se cargó a la URSS. La izquierda es demócrata, sí… pero sólo hasta que pierde democráticamente el poder.

    A Big Brother le acaban de pisar un callo, y el zapato se llama Donald Trump. Se acabó la mamandurria progre, los discursos exquisitos de las ‘élites’ intelectuales, la culpabilización permanente de la población, la autocensura inquisitorial. Ahora el pan es pan, y el vino es vino. ¡Qué alivio, ridiela! ¡Qué alivio!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s