El caballo de Troya del Islam

nidiosniamo

A cualquiera con un poco de humanidad se le encoge el corazón al ver las penurias de esa gente que pide asilo en Europa, sólo un animal insensible no se estremecería ante la foto del niño muerto en la playa turca. Pero la compasión no debería hacernos perder de vista los velos de sus mujeres, ni obviar que mientras ellos marchan hasta el corazón de Europa, otros que llegaron mucho antes que ellos y se beneficiaron durante de años de las fallidas políticas de integración, hacen el camino inverso con el objetivo de sumarse al DAESH y regresar bien entrenados para alcanzar el paraíso matando infieles.

– Pero esos son una minoría –dice mi amigo podemita que, a pesar de que hace lo mismo que yo por ayudar a los refugiados, es decir NADA, se cree mejor que yo porque cuelga fotos de niños muertos en su Facebook.

Y tiene razón: la mayoría de los musulmanes que llegaron hace años se quedan aquí, teniendo cinco, seis, siete, ocho hijos a mayor gloria de Alá, exigiendo comida halal en los colegios, sacando a las hijas del instituto en cuanto les viene la regla para casarlas con quien ellos consideren oportuno y ofendiéndose por las cosas más peregrinas, como una caricatura, por ejemplo.

– Es que las religiones son lo peor –dice mis amigo podemita.

Poner al Islam a la altura de otras religiones es una frivolidad. En España, por ejemplo, muchos humoristas arremeten contra los católicos de todas las maneras posibles: haciendo chistes sobre la Iglesia y parodias de Jesucristo, incluso Javier Krahe –a quien aquí rendimos homenaje en su día- lo cocinó al horno. Las feministas, por su parte, también colaboran lo suyo poniéndose en pelotas en las iglesias. Sin embargo, ni uno solo de ellos ha muerto a manos de los católicos, porque los católicos son inofensivos; como mucho se manifiestan un día al año para pedir la prohibición del aborto. Pero ¡ah, amigo! el Islam da más miedito, y en España ni dios –valga la redundancia- se atreve a hacer bromas sobre esa religión de paz: ya han visto cómo las han gastado los sarracenos con otros europeos que si se atrevieron a hacerlo. En la segunda parte del vídeo que he colgado al final de este artículo, un publicista amigo de Theo Van Gogh (asesinado en Holanda por un islamista marroquí que se sintió ofendido por su cortometraje Sumisión ) cuenta que se siente con libertad de ofender a católicos y judíos, pero que se censura a la hora de hacerlo con los musulmanes. También da cosita ver a los de Charlie Hebdo después del primer atentado y antes del segundo, en el que fueron asesinados. Definitivamente, poner el Islam a la altura de las otras religiones es una frivolidad que, además, puede costarnos la vida.

Mientras escribo esto, políticos y medios de comunicación tratan de hacernos sentir culpables por la situación de los miles de musulmanes que estos días están exigiendo asilo en Alemania y Suecia. Todos los medios de comunicación nos saturan de imágenes de niños que lloran y nos hablan de los ataques que reciben los centros de refugiado en Alemania. Ninguno, absolutamente ninguno, nos habla de los problemas que conllevará meter el caballo de Troya hasta el corazón de Europa. Ninguno habla de los problemas de integración que provocan los musulmanes allá donde van. Ninguno comenta que esas jóvenes familias que hoy despiertan nuestra compasión, dentro de diez años tendrán cinco, seis, siete u ocho hijos. Todos, sin embargo, se hicieron eco de las declaraciones de un chavalín de 13 años que decía que ellos no querían venir a Europa, y hacía un llamamiento para que paráramos la guerra.

La verdad es que la idea del muchacho no es mala: mientras los sirios jóvenes en edad de combatir se plantan en Alemania a vivir de subvenciones europeas, los europeos mandamos a los nuestros, que aquí no encuentran un trabajo decente, a morir defendiendo Siria.

Por supuesto, a mi amigo podemita, ése que hace lo mismo que yo por ayudar a los refugiados: NADA, le faltó tiempo para colgar el vídeo del muchacho en Facebook y Twitter.

Esta entrada fue publicada en EJÉRCITO DEL FUTURO, General, Ya os vale y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a El caballo de Troya del Islam

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s