¿Y si se está deshaciendo el tapón?

Miguel Pérez de Lema

Una vez tuve los oídos taponados. Dos columnas de cera se habían ido formando tan lentamente en su interior que hasta que una mañana al levantarme sentí que había perdido por completo la capacidad de oír, no me di cuenta de la rebaja progresiva de audición que había padecido.

Pasé un par de días de sordera total hasta que me atendió un otorrino impasible que con un par de potentes chorros de agua templada, sin darle la menor importancia a su capacidad de hacer milagros, me devolvió instantáneamente al mundo del sonido. Al salir de la consulta pude percibir pequeños ruidos que había ido olvidando, roces de mi propio cuerpo, pasos, murmullos, pajaritos, lejanas sinfonías de actividad fuera de mi campo de visión.

Fue un pequeño y maravillosos estreno del mundo. Todo parecía querer mostrarse como si fuera nuevo, y un poco mejor, y más interesante. Al poco tiempo, quizá en otro par de días, mis oídos se acostrumbraron al incesante rumor de la vida  y las cosas alcanzaron su tibieza habitual. Pero recuerdo esa epifanía como una de las grandes ocasiones de mi vida, llena de enseñanza.

Lo cual que hablo de España.

Hablo de esa generación que no se muere ni se jubila ni se aparta ni se da por aludida porque de pronto me ha venido la idea de que son como esos tapones de mis oídos. Y mi intuición me dice que la “operación renove” se ha puesto en marcha en el país sin que nos diéramos cuenta. Se va el rey, se va el último de la PSOE de la transición -el gran partido-, y viene un rey nuevo que tiene que asociar su imagen a un verdadero cambio generacional.

Si el nuevo rey se queda con la vieja guardia de pesebristas del Estado, de mandamases del IBEX, de mandarines de la cultura, de medios demediados, de gloriosos dinosaurios y demás jefes de negociado crepusculares, se irá pronto, con ellos.

No es política, es biología.

Y algo me dice que no puede ser tan tonto. Me da que tenemos por delante otros cuarenta años de algo. Tomen posiciones, ahora es cuando.

Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a ¿Y si se está deshaciendo el tapón?

  1. Marisol dijo:

    Respecto a lo literario:
    “Lo cual que hablo de España”.
    Ole, maestro. Yo habría necesitado varias líneas para explicar el símil.

    Respecto a lo político:
    Ojalá.

  2. El arte de escribir dijo:

    No es política es biología.

    Otra cosa. Antes esta página se abría muy mal desde el móvil y ahora va to rápida.

  3. Rick dijo:

    Iba a decir ‘Zeus te oiga’, pero me temo que Zeus tiene también los oídos taponados…

  4. el monarquico penitente dijo:

    El flamante nuevo rey se quedará con la nueva vieja guardia. Me da a mi que es cambiar todo para que nada cambie, el mismo perro con distinto collar. Nada nuevo bajo el sol, habas contadas, las gallinas que salen por las que entran, etc…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s