Paisanaje veraniego

por Marisol Oviaño

El verano transforma el paisanaje del pueblo, y por delante de la trinchera proscrita pasa gente a la que no he visto nunca. Son los “madrileños”; esos que trabajan en Madrid, viven en las urbanizaciones, hacen la compra en los centros comerciales de la autopista y rara vez ponen los pies en las calles del municipio. Se los reconoce porque toman cerveza en las terrazas que están a la sombra, caminan sin prisa y celebran cada escaparate como si acabaran de hacer un gran descubrimiento. Sólo les falta la cámara de fotos para parecer turistas venidos de ultramar.

Esta entrada fue publicada en General. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s