El placer de educar

por Marisol Oviaño
Fotografia de David Luna

veracruz 044

Anoche mi hijo despotricaba contra la vida rechinando los dientes. 2013 está siendo un año muy difícil para él y, cansado de recibir malas noticias y de que nada le salga bien, se ha instalado en un derrotismo peligroso: se ha convencido de que somos víctimas aleatorias del destino y de que, por tanto, la única opción es ponerse siempre en lo peor y acurrucarse a esperar el próximo golpe.

– Tienes que cambiar de actitud.
– La actitud no tiene nada que ver, mamá. Da igual la actitud que tengas, lo que tenga que pasar, pasará igual.
– Te equivocas, la actitud influye mucho.
– Entonces ¿por qué a ti te pasan cosas malas? ¿Por qué si tú tienes buena actitud te pasa lo de Eude?
– Porque así es la vida. Tu hermana nació con un grave problema de salud, y ya sabíamos que tarde o temprano tendría que volver a pasar por el quirófano. Que vayan a intervenirla ahora no es una mala noticia, sino todo lo contrario. Es una buena noticia que acojona, sí, pero es algo positivo: si le cierran el aneurisma eliminarán gran parte del riesgo.
– Ya, pero ¿por qué pasa justo ahora? ¿Por qué tiene que coincidir con esta racha de mala suerte?
– ¿De verdad sigues pensando que todo lo que te ha pasado este año ha sido por culpa de la mala suerte?
– ¿Tú qué crees? He tenido un accidente, a lo mejor no me dan la beca, no me llaman de ningún trabajo y ni siquiera trabajo todos los sábados en el catering…
– Pero la mala suerte no tiene nada que ver con eso.
– ¿Cómo que no?
– Dios reparte las cartas, pero eres tú el que juegas la partida. El accidente no fue cuestión de mala suerte, fue consecuencia de que tú tomaras una mala decisión: conducir borracho. Mala suerte habría sido que os hubieras matado alguno, pero tuvisteis muchísima suerte y salisteis todos ilesos.
– Ya, pero ahora tengo el juicio y la multa y…
– Claro, porque todo lo que hacemos tiene consecuencias. Si no tuvieras que pagar nada por tu error, no habrías aprendido nada de él. Y yo creo que algo te ha enseñado todo esto ¿no?
– Claro que me ha enseñado. Me ha enseñado que no voy a volver a conducir borracho en mi vida.
– Pues a otros le cuesta mucho más aprenderlo: se quedan parapléjicos o se matan. Tú has tenido muchísima suerte: sólo tendrás que pagar una multa y estar unos meses sin carnet.

Se quedó rumiando en silencio y supe que había alcanzado mi objetivo, era el momento de seguir atacando.

– Y respecto a la beca, ¿quién tomó la decisión de no aparecer por clase de Econometría en todo el curso? ¿La mala suerte o tú?
– Yo –admitió a regañadientes-. Desde luego no voy a volver a faltar todo el curso a ninguna asignatura.
– ¿Ves? Otra cosa que has aprendido.
– Ya. Pero yo no tengo la culpa de que no me llamen de ningún trabajo –se apresuró a añadir.
– Digamos que tampoco estás haciendo todo lo que puedes: te asomas un ratito al día por Infojobs y ya. Te dije hace meses que llamaras a todos nuestros conocidos, que repartieras tu currículum por el centro comercial y por todos los bares del pueblo ¿lo has hecho? No. Porque has adoptado una actitud derrotista y piensas que ya no te va a salir ningún trabajo y que para qué molestarte, si nadie te va a llamar. Por eso es tan importante que cambies de actitud.

Esta mañana cuando me levanté él ya estaba despierto, sentado en la terraza, pensando. Casi podía oír los engranajes de su cerebro luchando contra el inmovilismo en el que ha estado inmerso estos últimos meses, madurando.

A eso de la una me ha llamado a la trinchera proscrita.

– Oye, que trabajo este sábado. He llamado al catering para ver por qué no me han llamado las últimas semanas y me han dicho que no me preocupe, que trabajaré todos los sábados de este mes. Y he ido al Casino y al centro comercial y he dejado el currículum en un montón de sitios.

Esta entrada fue publicada en Educación, EJÉRCITO DEL FUTURO, Familia, General, Lecciones de la vida y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a El placer de educar

  1. antonio santos dijo:

    Vaya por delante mi coincidencia contigo en cuanto a la conveniencia de la actitud positiva y la aceptación de la responsabilidad de nuestras decisiones.
    Sin embargo, aunque descarto el destino inexorable como determinante de nuestra vida, si creo que una de las variables de la ecuación de la vida es el caos.
    El “efecto mariposa” que hace imprevisible la evolución final del sistema.
    Y si dios no hace trampas cuando reparte las cartas, la suerte existe.
    Aunque también podría ser que, como escribió no recuerdo quien, el mundo es obra de un dios burlón.

  2. Marisol dijo:

    Por supuesto que puede haber mala suerte; pero de la actitud que tomemos frente a ella dependerá lo que nos pase después. Y es muy importante distinguir la mala suerte de la cara dura.

    Por ejemplo: Eude nació con un aneurisma, eso sí que es mala suerte. Todo este jaleo hospitalario que nos traemos ahora -hoy le hemos estamos haciendo el preoperatorio- empezó en plena época de exámenes finales. Ella sí que podía haberse escudado en su mala suerte para adoptar una actitud derrotista y pasar de estudiar. Pero adoptó una actitud positiva y luchadora y siguió estudiando: ha aprobado todas.

    Sin embargo su hermano, que está pletórico de salud, ha faltado a una asignatura todo el curso -sabiendo que eso era suspenso seguro-, ha pasado de estudiar para el examen final y no se ha presentado. El año que viene la matrícula de esa asignatura le costará mucho más. Y ahora que se ve agobiado porque todavía le falta mucho para juntar el dinero -por si acaso no le dan la beca-, se lamenta de su mala suerte. Mala suerte habría sido matarse a estudiar y suspender. Pero si ni siquiera te presentas, no puedes irle a mamita -que es muy lista- con el cuento de la mala suerte. No cuela.

  3. Miguel dijo:

    Al menos no ha dicho que le tienen manía…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s