la guerra en la sangre

por mujerabasedebien

imagen en contexto original: trasterovivo

La guerra llama a sus hijos y salto de la cama.

– No puedo seguirte –me dices casi lastimero.
– Lo sé.

Mientras yo me visto, grabas en tu memoria este momento, que repasarás una y mil veces cuando ya me haya ido. Como todos los imborrables recuerdos que nos hemos regalado el uno al otro estos días. Tú acudirás a ellos cuando la rutina te aplaste, yo en las largas noches de trinchera y barro.

Tus ojos tristes me siguen, y me siento culpable por la alegría con la que estoy empezando a marcharme. Yo vuelvo en busca de la gloria y tú, que siempre quisiste una vida tranquila, seguirás rumiándome desde la paz de tu hogar. Ojalá pudiera ofrecerte más, pero la guerra está en mi naturaleza; si me encerraras en tu amorcito, me marchitaría.

Por eso siempre dejas que me escape.
Por eso te quiero tanto.
Demoro un beso de agradecimiento en tus labios y me atraes hacia ti violentamente, para que te sienta por última vez.

Afuera, mis hombres aguardan.
Cuando me uno a ellos, rugen.
La guerra nos espera.
Hacia ella cabalgamos.

Esta entrada fue publicada en EJÉRCITO DEL FUTURO, General. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s