Minutos musicales: educación sentimental de mierda

Miguel Pérez de Lema

Los 70 fueron jodidos. Nacimos al borde del precipicio económico, con la crisis del petróleo debajo del brazo, y en los estertores de un régimen en descomposición, en un país cutre y hortera, machista y con bigote. Los 70 nos hicieron ser lo que somos, nos formaron a su imagen cursi, melódica, con estampados op art, con nancys y cocinitas para vosotras y geypermanes en carro de combate para nosotros, con mujeres que pedían la firma al cabeza de familia para ir al banco, y luego todo cambió. Luego fue un despelote total, y vivimos ya siempre empujados por una ola de contradicción y sinsentido, con un código raro en la cabeza, moviendo peones en el juego de las damas. Tened siempre, mujeres del mundo, en consideración que tuvimos -nosotros y vosotras- una educación sentimental de mierda. Tarareando el “Rómpeme, mátame” de los Trigo Limipio camino del taller, marcando paquete, el español se sentía un tío con todas las letras. Y luego qué.

Rómpeme, mátame

Tus ojos ya no me miran, son tus labios dos mentiras;
tu lengua, insulto y caricia, pero así me siento viva.
Prefiero ser pura sangre y que me tires de las bridas
que una muñeca de jade, un adorno en tu vitrina.

Coro:
Por eso rómpeme, mátame, pero no me ignores, no, mi vida:
prefiero que tú me mates que morirme cada día.

Tus manos son dos cadenas, mi placer y mi agonía:
con una me das cariño, con la otra me dominas.
Prefiero sentir la espuela que me hincas cada día
a ser la flor que en un vaso olvidaste en una esquina.

Coro:
Por eso rómpeme, mátame, pero no me ignores, no, mi vida:
prefiero que tú me mates que morirme cada día.

Bola Extra:

Duelo de titanas, dándolo todo por su hombre.


Sarita y su hombre, en plan sepsi: “Si me pega me da igual / es natural”.

Y Marujita no se queda atrás, con su grasia grasiosa: “Pégame mon petit”

Esta entrada fue publicada en General, Hilo Musical. Guarda el enlace permanente.

16 respuestas a Minutos musicales: educación sentimental de mierda

  1. Ariadna dijo:

    Mientras que esta cosa tan horrorosa no le sirva de excusa a alguien…

  2. Marisol dijo:

    Aaaaaaay, pero qué poco poeta hay por aquí. ¿A estas alturas del partido nos vamos a tomar las metáforas como si fuera decretos ley?

    Esta canción habla más de sexo que de amor: que si sujétame bien las bridas, que si prefiero sentir la espuela que me hincas cada día…

    No es la canción de una mujer a su marido (lo digo por aquello del maltrato), es la canción de una mujer que le pide a su amante que la vuelva loca en la cama.

    A ver si ahora van a venir las feminazis y nos van a meter en la cárcel por hacer apología de la violencia de género.

  3. Miguel dijo:

    Algo de todo eso hay. Como analista literario entiendo que la letra narra en cada estrofa la dualidad Sexo y maltrato como un quid pro quo: “tu lengua insulto y caricia”, con una mano “me das cariño, con la otra me dominas”, y a la tía encima le gusta. Y el estribillo rómpeme mátame es ya la apoteosis del masoquismo.

    El tema, en mi opinión, retrata una relación similar a la que se establece entre un chulo y su fulana.

    Ay, si Bibiana nos pilla.

    Más que de excusa directa entiendo que este tipo de mensajes creaban un “ámbito cultural” en la mente de los Alcántaras de la época, y como tal lo he escogido.

  4. Marisol dijo:

    Entre un chulo y una fulana, no.
    Entre un hombre y una mujer.

    El sexo es una batalla cuerpo a cuerpo en la que uno desea someter y el otro desea ser sometido.

  5. Ariadna dijo:

    Yo lo he entendido como dice Miguel, y sigo opinando que como metáforas son horrorosas. Y si digo horrorosas es tanto en lo estético como en lo ético. Por eso hago el comentario de la excusa y lo acabo en puntos suspensivos.
    Y eso de que “el sexo es una batalla cuerpo a cuerpo…” es tan metafórico como tópico. Los lugares comunes gustan a muchos. Y a otros no nos gustan, ni como excusas, ni como caldo de cultivo y/o manifestación de una mentalidad, ni nada. Hay quienes somos tan idealistas e ingenuos que queremos crear un lenguaje propio para las cosas que consideramos expresiones de nuestra forma personal de relacionarnos con otras personas.

  6. Marisol dijo:

    Pues yo sigo sin ver una conspiración judeomasónica en todo esto, qué quieres que te diga. La literatura sobre adulterio, romances apasionados hombres malos que volvían loquitas a las mujeres, mujeres fatales que los enamoraban a todos y no se quedaban con ninguno, asesinatos pasionales y demás ha existido siempre, desde mucho antes de que inventaran la tele.

    Por fortuna ni el amor, ni la pasión ni el sexo pueden legislarse. Pueden hacer leyes que prohíban esto y lo de más allá; pero no podrán impedir que Fulano se enamore de de Zutana, que Mengana esté dispuesta a abandonarlo todo por Perengano, ni que Menganito tenga sueños húmedos con Fulanita.

    Siempre ha habido hombres y mujeres que se los llevaban “de calle”; hombres y mujeres que no se comían un colín, y hombres y mujeres que ni siquiera se atrevían a soñar.

    A mí estas canciones siguen pareciéndome canciones de pasiones desbocadas, nada más.

    Pero bueno, llevadlas al Instituto de la Mujer, a ver qué os dicen.

  7. Ariadna dijo:

    A ver, Marisol, a mi m encantaria que el mundo fuese como tu lo ves. Y yo no soy una maquina de hacer denuncias ni demandas de divorcio ni pensiones. Pero que vamos a hacerle, que esto no lo veo como tu, x una vez…solo eso. A mi tb me molesta el feminazismo y la mojigateria pero si le veo aspectos que no me gusta de algo, x q cortarme y no decirlo?

  8. Anonimo dijo:

    Para ayudar a una amiga para su tesis, quiere conocer las fantasías eróticas de la población española, y para ello ha diseñado el cuestionario:
    surveymonkey

    Os pido ayuda para darle MÁXIMA DIFUSIÓN, necesita que muchísimas personas lo rellenen. Sirve gente de todas las edades y niveles socio-educativos…cuantas más personas mejor, cuanto más variedad mejor. Se tardan 10 minutillos y para ella es una gran ayuda.Si tienes Facebook, Twitter, etc… se puede difundir también por esas vías!

    La web que he elegido es un gestor de encuestas profesional que nos asegura la privacidad de los datos, así que se puede difundir sin miedo: los datos introducidos son absolutamente confidenciales.
    ¡Muchas gracias!

  9. Carmen Carmen dijo:

    Quizá en Madrid, en la Castilla (de aquel entonces), se vieran las cosas así. En la Andalucía proscrita, se nos alimentaba con otras cosas (ni mejor ni peor). El flamenco era el nutriente principal en muchas casas. Y apareció una tipa perversa, que reclamaba ¡cosas inauditas en la mujer! “Háblame en la cama/dime pequeñeces”, “¡se acabó!”… etc. que con aquellos movimientos eróticos, carnales, aquellas letras, ponía de manifiesto que algo estaba cambiando. Y luego los flamencos, nuestros flamencos, ¡jamás con bigote! Nuestros flamencos cantaban a la libertad. Enrique Morente tuvo que huir a Méjico, junto con Manzanita, cuando hicieron aquel homenaje a Miguel Hernández, en 1975. Hispavox no se atrevió a publicar semejante ¡barbaridad! se editó en Méjico, sin pena ni gloria. 2 años después, lo hizo Serrat. Catalán, moderno y libertario. Se llevó los laureles. Laureles que nunca reclamó ni Morente ni Manzanita.
    En fin. Cosas de la geografía. Supongo.

  10. Miguel dijo:

    De flamenco y de flamencopos te puedo poner una buena ristra de barbaridades de aquella época, also.

  11. Carmen Carmen dijo:

    Las habrá.
    Ah, me olvidé hablar de Bambino, y de Manuel Gerena, de Lole, de Manuel, de Caballero Bonald, de Francisco Galván, y hasta de El Cabrero (perdóname Undebel).
    Flamenco. Aquella vanguardia, el underground de lo institucional…
    Pero claro, ahí estaba la capital del reino, creyéndose el ombligo del mundo.
    Los visigodos, los conquistadores por la fuerza. González, Martínez, Gutiérrez, García, Pérez, López…
    Anyway.
    Existen otros mundos.
    “Pongamos que he vivido”.
    Anyway.

  12. Carmen Carmen dijo:

    Esto se publicó en 1975. La grabación es de 1977.
    Así nos educamos también.
    ¿Quizá por cosas así nos llamaban los castellanos “putas”?
    Oh my God.

    Youtube

  13. Miguel dijo:

    LOS CHICHOS
    TE VAS ME DEJAS

    que la ilusion de nuestro amor mi vida se fue
    camino para no volver y yo que siempre tanto le
    queria solo me veo y sin tu querer

    te vas me dejas y me abandonas que mal
    fin tenga tu mala persona(bis)a ese corazon tan
    malo a ese corazon tan malo a ese corazon tan
    malo no encontrara quien lo quiera

    cuando te vea sola por la calle niña
    bonita te vas a enterar lo que es un hombre cuando
    se enamora y la mujer que quiere se la quieren
    quitar

    defenderemos nuestro amor mi cielo aunque peligre
    tu vida y la mia es preferible no seguir viviendo
    que seguir jurando procurar las heridas

    te vas me dejas y me abandonas que mal fin tenga
    tu mala persona(bis….)

    —————————-

    Los Chunguitos
    Como yegua brava

    Eres como yegua brava que pide rienda
    no te importa corta o larga pero bien suelta
    eres como yegua noble que sin espuela
    cuando lo pide el amo caracolea
    Tú me pides compañía y cuando llega
    buscas la hierba más verde en otra senda
    tú quisieras estar lejos yo siempre cerca
    y quisiera ser jinete por tu vereda

    Y yo te agarro y tú te sueltas
    muerdes el freno rompes las riendas
    vete buscando ya quien te comprenda
    déjame en paz

  14. Carmen Carmen dijo:

    Claro, criados en los suburbios madrileños, la antigua Castilla la Nueva, hoy, Comunidad Autónoma de Madrid.
    Por cierto, excelentes narradores de la axfisiante realidad social barriobajera.

  15. Miguel dijo:

    “Te den un tiro y te maten como sepa que diviertes a otro gaché con tu cante”. Copla popular.

    “Voy buscando una morena que tenga buena cadera y que se deje tumbar. Túmbala en el césped y aunque no se deje”. La Barbería del Sur

    “Tienes por maña cuando te pego llamar a los guardias”. Miguel Poveda

    “Si quieres que yo te quiera, ha de ser con el ajuste, de que no mires a nadie, y yo mire a quien me guste”. Copla clásica.

    “La primera fue sin querer, la segunda, por beber. Pégale con las manos y con el pie”. Mártires del Compás.

    Son parte de las más de 1.500 letras analizadas por el investigador de la Universidad de Málaga Miguel López Castro para su tesis sobre la imagen de las mujeres en el flamenco, que revela que en esos cien años el machismo impera en los quejíos.

    Entre una y otra copla hay más de cien años de diferencia. La primera, una clara apología del maltrato, fue recogida por Demófilo en su libro Cantes Flamencos y Cantares de 1887. La segunda, que incita a la violación, pertenece al disco de la Barbería del Sur Puñaíto de alfileres (1997).

    La tesis ofrece información cualitativa y cuantitativa, hasta el punto de calcular que de las 1.086 coplas recopiladas por Demófilo, 151 tienen tintes sexistas (el 14%). Pero atendiendo a estadísticas, la situación no ha mejorado, ya que si bien las letras modernas analizadas son menos -445 de 33 autores seleccionados por cuatro expertos como representantes de los nuevos flamencos, desde Enrique Morente, José Mercé o Arcángel a Diego Carrasco o Ketama-, entre éstas se han hallado 75 machistas (16,85%).

    No obstante, en la actualidad también aparecen coplas que denuncian directamente la violencia de género o en las que mujeres artistas como Carmen Linares (Porque ya estoy cansada de aguantarle) o La Macanita (Oye, tú, cómo te digo que no espero en la ventana con el corazón en vilo) reivindican su libertad y su capacidad de decidir en el amor, algo “impensable” en el flamenco clásico donde la presencia o no de “papeles” legitima la relación y conlleva obligaciones.

    Entre los contenidos denigrantes para la mujer, López distingue nueve grupos: maldiciones, amenazas y agresión; la presentación de la mujer como prostituta o el tema de la honra; la mala mujer (Esta serranita perra me está jasiendo pasá er purgatorio en la tierra); los celos y la mujer como propiedad; ridiculizaciones; su dependencia económica del marido; la mujer indomable (a un toro bravo yo amanso, y a ti, flamenca, no pueo); el orgullo del hombre adúltero y denostaciones generales. Especialmente recurrentes son los temas de la honra (Eres como las campanas, que toito er mundo las toca) y los celos (La gachí que yo camelo, si otro me la camelara sacara mi navajita y el pezcueso le cortara).

    Pero llama la atención que, pese a los cambios sociales experimentados con la integración laboral de la mujer, la dependencia económica sigue apareciendo entre los nuevos flamencos, pues si Camarón cantaba Te doy más que me pides y to te parece poco, en 1996 el grupo Caña de Lomo no duda que ella es La que manda en el dinero, la que dice aquí estoy yo en un disco Cosas nuestras, que según López “no tiene desperdicio”.

    Besos,
    Miguel

  16. Anónimo dijo:

    Trigo limpio uufffff
    Carmen Carmen uufffff

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s