Lo que me canto cuando flaqueo

mujerabasedebien

Llueve sin clemencia y estás solo bajo tu viejo capote.
Ya no eres tan joven, los huesos acusan la humedad, las viejas cicatrices duelen.
Sin estridencias.
Sólo para recordarte que ya no queda sitio en tu piel para más marcas,
que se te acaba el tiempo.

Y no te importa.
Fumas añorando una paz que ni conoces ni deseas.
Cuando tires el cigarro al barro, volverás a la batalla.
La muerte te encontrará luchando.

Esta entrada fue publicada en General. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s