Somriures i llàgrimes

Peter Ugly

Esta entrada fue publicada en General. Guarda el enlace permanente.

9 respuestas a Somriures i llàgrimes

  1. Bravissimo, giovani catalani! Siete la speranza del fascio spagnolo!

  2. Miguel dijo:

    Sí, ja han tornat els escamots de Josep Dencàs per alliberar Catalunya. Només els falta la camisa verda i la pistola.

  3. Pedro L dijo:

    Miguel, Peter Ugly, Marisol, Proscritos todos:

    ¿Es mucho pedir un poco de seriedad? Me gustaría leer en vuestras pantallas qué argumentos tenéis para convencer a los catalanes para que no se vayan de España.

    (Al Dencàs este que mencionas, Miquel —o t’hem de dir Miquel, d’ara endavant?–, no se le ha visto todavía; se vieron, eso sí, falangistas en Plaza Catalunya el pasado día 12 de Octubre.)

  4. Marisol dijo:

    ¿En nuestras pantallas o en la tuya? Ay, ese español…
    (Sr. Lara, en Madrid hay miles de correctores de estilo que no tienen problemas con el español, véngase “pacá”)

    Yo creo que os la han vuelto a dar con queso vuestros políticos. Mas ahora dice que el referéndum sería para dentro de 4 años, Y os preguntarán si deseáis formar parte de la UE, no si os queréis independizar de España. No sé, si yo fuera independentista, estaría sospechando de Mas y sus alegres trileros.

    Pero vosotros tenéis fe en vuestros líderes corruptos y en vuestra causa que, desde fuera, parece incluso infantil. Y la fe no se combate con argumentos. Yo no tengo ninguna intención de convencer a nadie de que se quede, tengo mejores cosas que hacer, problemas reales: pagar el alquiler, los recibos, llevar comida a la mesa…

  5. Miguel dijo:

    Per descomptat la nena anava provocant. La culpa és dels pares que les vesteixen d’aquella manera…

  6. Anónimo dijo:

    No quiero quedar yo ahora de listillo, sobre todo a toro pasado, pero yo sabía desde hace tiempo que el mayor peligro para este país eran los secesionistas catalanes. Mucho más perjudiciales incluso que los terroristas vascos. Así como suena. Han sido desde siempre mas inteligentes que los demás. Su causa no ha sido cuestión de revoluciones extremistas y explosivas, son mas de efecto retardado a base de adoctrinamiento y de arrinconar a todos los que no comulguen con ellos. Además para su bien, contaban con el dinero de los que quieren destruir. Siempre que un gobierno de España necesitaba de sus votos ahí estaban ellos y muy pocos se preguntaban a cambio de que. Llegó al colmo del “trilerismo” político cuando la pasada legislatura el Psoe iba a perder una votación y en el último minuto Erc les dio los suyos a cambio de mas dinero del que habían acordado en un principio, quedando clara la fiabilidad de esa gente y la debilidad de los gobiernos. Así estamos y ya no es cuestión de convencer a nadie de nada, yo puedo estar convencido de que soy de otro planeta, es cuestión de hacer cumplir la ley y cambiar esta forma de desgobierno para no volver a estar en manos de minorías que buscan acabar contigo.

  7. - dijo:

    Canal Català despide a su chófer por llevar una bandera española el 12-O

    Así ha narrado los hechos su protagonista al presentador de Intereconomía, Antonio Jiménez:

    Antonio Jiménez- ¿Es coche propio o es coche de su empresa?
    Antonio Bustamante- Es coche propio, trabajo como autónomo en el servicio de Transporte.
    Antonio Jiménez- Cuéntenos que le pasó el otro día. Usted estaba haciendo servicio para la empresa para la que estaba trabajando: la cadena de televisión privada Canal Catalá, un canal independentista.
    Antonio Bustamante- Pues bueno, la historia viene del 12 de octubre que era festivo, pero hacía el programa en directo y yo tenía que recoger a tres personas y las personas que recojo… pues tengo bastante confianza con ellos, lo que hablamos en el coche, a veces hacemos bromas y coñas.
    Y, bueno, a mí se me ocurrió poner una banderita española en el coche, por ser el día de la hispanidad y, bueno, como entre las personas que llevaba ninguna era independentista pensaba que no iba a molestar a nadie. Y, bueno, mi sorpresa es que cuando recogí la primera persona, al ver la bandera se negó a subir al vehículo, me dijo que tenía que quitar la bandera, que si no no subía. Me sentó un poco mal, sin mediar palabra se dio media vuelta y volvió a su casa.
    Alfonso Rojo- ¿Dónde llevaba la bandera?
    Antonio Bustamante- Yo me quedé pensando que era una broma. Pasaba el tiempo, se me hacía tarde, por lo que tuve que ir a por otro invitado y avisar a televisión de que esta persona no venía. El siguiente invitado lo tomó como la broma que era y en cuanto llegué a mi destino, la retiré, porque no era otra cosa más que un elemento para conversar durante el viaje.
    Y, bueno, por la noche me llamó la dirección de la cadena muy enfadada con el tema. Yo me disculpé, porque el resultado final fue que uno de los invitados no llegó al programa, tuvo que ir en un taxi. Entonces como tu trabajo es llevarles, me disculpé. Admití mi error, por hacer esa complicidad sin que se respondiera de la manera que yo esperaba. Se me dijo que no pasaba nada, pero que no volviera a pasar. Pero que no había ningún problema.
    He trabajado con ellos tres días más, hasta que esta mañana [18 de octubre] diciendo que mi trabajo se había terminado.
    Que había llegado muy lejos el tema, que la persona afectada lo había puesto en twitter, que la cosa se había liado mucho y que era una vergüenza y que no podía seguir trabajando con ellos.
    Antonio Jiménez- ¿Dónde llevaba usted la bandera?
    Antonio Bustamante- La llevaba en el exterior, en una antena. Es una bandera pequeñita de los chinos. Tampoco era un mástil.
    Antonio Jiménez- ¿Pero quién era la invitada?
    Antonio Bustamante- La invitada no es ningún secreto, porque ella misma lo ha contado en twitter, era Gemma Galdón.
    Antonio Jiménez- ¿Es periodista esta chica?
    Alfonso Rojo- No.
    Antonio Bustamante- Creo que da clases sobre de seguridad pública en alguna universidad.
    Antonio Jiménez- El apellido no me suena catalán ¿y le molestó hasta ese extremo como para pedir al dueño de ese canal su despido?
    Antonio Bustamante- Sólo sé que ella lo puso en twitter y dicen que la cosa se fue liando. Y el motivo que me ha dado es inadmisible. Que el canal, a la vuelta del verano se ha vuelto independentista, cosa que respeto, y que en un canal independentista no puede ir un coche con la bandera de España. (…) La persona invitada es la que lo publicó en internet y es la que ha provocado su despido.
    Antonio Jiménez- ¿Usted que piensa de todo esto?
    Antonio Bustamante- (…) Yo solo he puesto una banderita y me he quedado sin trabajo. (…) Yo trabajaba para Canal Catalá y también para Metropolitan TV y ahora he perdido mi trabajo para los canales.
    Francisco Granados- Pues yo hago un llamamiento a los españoles para que esta cadena, Metropolitan, pues que no la vean. Lo que hay que hacer es no ver es ese canal.

  8. - dijo:

    El confidencial: La Generalitat falsificó facturas para pagar al hombre de Oriol Pujol

    La Generalitat de Cataluña falsificó varias facturas para pagar 72.000 euros a Josep Tous, presidente de la sectorial de energía de Convergència Democràtica de Catalunya (CDC) y el hombre encargado, oficiosamente, de controlar todo el área de seguridad industrial del Gobierno, lo que incluía un nuevo mapa de las estaciones de ITV y las entidades de certificación. El alto cargo convergente facturó al erario público a través de tres sociedades, con el visto bueno del secretario general de la consejería de Empresa y Ocupación, Enric Colet, y del subdirector de Seguridad Industrial, Isidre Masalles.

    Josep Tous es, según los informes incluidos en el sumario del caso ITV, el hombre de confianza que Oriol Pujol había puesto al frente de la operación para anular el último concurso de ITV que había realizado el Tripartito y diseñar un nuevo mapa de estaciones de ITV. En varios de sus informes, los investigadores subrayan que es considerado “el jefe”, que tenía línea directa con el secretario general de CDC y que controlaba totalmente el área de Seguridad Industrial, ya que el subdirector de quien dependía ya había trabajado con él y era un hombre “obediente”.

    “Estoy aquí gestionando muchos millones de euros y, me cago en la puta, no sé qué cobrar”, se quejaba el 30 de septiembre de 2011 el propio Josep Tous en una conversación con Masalles. Tous le explicó que ese mismo día había tenido una reunión con Colet y éste le preguntó si cobraba por su trabajo en la sombra. “Y se lo he dicho. Soy muy miserable porque soy un tío normal. No soy Roca, que ya sabe bien esto es tanto. Digo… y aquí me estoy metiendo de mediador dentro de muchos millones de euros y, de momento, he quedado con Isidre para hacerle contratos menores de 18.000 euros y tal… digo… hombre… cóbratelo, cóbratelo, porque mirarte todo esto ya tendría que haber facturado algo, ¿no?”.

    El dirigente de CDC estudia con el alto cargo de la Generalitat cómo recibir el dinero del Gobierno.

    Masalles.- O hacemos un negociado o un contrato más… más…

    Tous.- Pero un negociado, ¿cuánto tiempo tarda?

    Masalles.- ¡Uff, madre mía! Como mínimo tres meses.

    Tous.- Bueno, un negociado. ¿Y uno de éstos que no requieren concurso público hasta 50.000 euros? ¿Esto es un negociado?

    Masalles.- Sí, es esto, es el negociado. Entre los 18.000 más IVA, que es un menor y estos 50.000… espera,no sé si lo digo bien… (…) 50.000 son por obra. Ahora, bueno, lo tendría que mirar, pero entonces es un negociado sin publicidad. Pero se han de hacer unos pliegos, no sé qué… bueno, tardan tres meses.

    Tous.- Escucha, hagámoslo así, de 18 en 18 y vamos tirando y ya veremos.

    Masalles.- Vamos tirando, sí, sí. Creo que es mejor hacerlo así de momento.

    Tous.- Vamos tirando, tú. Si no ya… porque si hay tres… cuatro empresas diferentes… ya iremos haciendo, porque si no no cobraré.

    Masalles.- Exacto.

    Unos días más tarde, según un informe de los investigadores, ambos vuelven a hablar y concluyen que han de formalizar un primer contrato de asistencia técnica para que el hombre de Convergència pueda cobrar. El subdirector de Seguridad Industrial afirma que con eso ya pueden “tirar volando”. Y Tous le comenta a continuación que, al margen de todos los que van a hacer ha pensado que “también puede haber una asistencia técnica a Josep Tous como profesional”.
    Cuatro facturas de tres empresas

    Las investigaciones detallan que a primeros de noviembre ya estaba toda la operativa en marcha para que Josep Tous pudiese cobrar cuatro facturas de 18.000 euros cada una, correspondientes a otros tantos falsos contratos menores.

    Un contrato menor es el que se realiza con una empresa y no tiene porqué haber concurrencia. No puede sobrepasar una cantidad determinada (en este caso,18.000 euros), pero la Administración ha de justificar su adjudicación y enviar el expediente a Intervención. Las normas aconsejan que se presenten varias ofertas. Un negociado, sin embargo, obliga a presentar diversas propuestas (como mínimo, tres) para realizar el objeto del contrato. En este caso, tanto si fuese un procedimiento como otro, la adjudicación estaba ya pactada de antemano.

    Un funcionario de la subdirección, Pere G., es el que ha de contactar directamente con Tous. Pero se encontró con un problema: al poner la base imponible de 18.000 euros, no lo acepta el programa como contrato menor y entonces necesita que le volviesen a hacer otra oferta exactamente igual pero poniendo una base imponible de 17.900 euros. En el momento en que aparece el problema, Tous se encuentra de viaje en Chile y da al funcionario el teléfono de su esposa para que le solucione el problema, le modifique la propuesta y se la envíe firmada.

    Según los informes de la investigación, Tous facturó sus honorarios a través de tres empresas que controlaba: Columna Consultors, Ieconsumo Observatorio del Consumo y Suplesa, “realizándose dichos contratos menores lo más rápidamente posible para que entren dentro del presupuesto de este año”. El problema era que en el mes de noviembre se cerraban los contratos menores, por lo que debían formalizarlos e iniciar la tramitación antes de la fecha prevista de cierre. Además, su intención era que los gastos entrasen dentro del presupuesto del 2011 y que el dirigente de CDC cobrase en los primeros meses del 2012.

  9. - dijo:

    Periodistadigital: La Vanguardia ocultó datos de una encuesta porque le salió proespañola
    El director de la empresa de sondeos es asesor de CiU
    Santiago Mata (La Gaceta),

    El diario La Vanguardia, según informa el diario La Gaceta en su edición del 23 de octubre 2012, retiró de su web una información titulada “La identidad mixta recupera espacio”, parte de la cual fue publicada en su edición impresa el domingo 14 de octubre, junto a otros datos de la encuesta que encargó a la empresa Feedback EIS sobre intención de voto o viabilidad de un referéndum de independencia, a los que sí dio amplia cobertura -La Vanguardia ocultó datos de una encuesta porque le salió proespañola-.

    La encuesta de Feedback, según la nota borrada de la web del diario, “vuelve a situar la identidad mixta (tan español como catalán) como la más numerosa entre los catalanes (37,3%), seguida del grupo que se siente sólo catalán (27,1%). A continuación aparece el colectivo de los que se sienten más catalanes que españoles (24,7%) y ya a más distancia figuran quienes se sienten más españoles que catalanes (4,9%) o sólo españoles (4,2%).

    La anterior encuesta situaba como grupo más numeroso el de quienes sólo se sienten catalanes, con casi un 33% de adhesiones. El PP es el partido con mayor porcentaje de electores que sólo se sienten españoles (uno
    de cada cinco) y el PSC, el que tiene la tasa más alta de identidades mixtas (54,1%)”.

    El diario del Grupo Godó no se molestó en sumar las cifras para mostrar que el 71,1% de los catalanes se siente español en mayor o menor grado, sino que apenas resaltó el retroceso de casi el 6% entre el grupo de los exclusivamente catalanes, y su paso al segundo lugar, y ello precisamente en un contexto de ofensiva secesionista.

    No sólo La Vanguardia evitó comentar y finalmente suprimió datos relevantes de la encuesta, sino que la propia empresa de sondeos Feedback EIS interpreta los datos que convienen a los intereses de CiU, ya que su director, el sociólogo Jordi Sauret Pont, está vinculado al partido de Artur Mas al menos desde 2006.

    En concreto, según una información publicada por 324.cat en noviembre de 2006, al crear CiU el Comité Mas, para encumbrar a su jefe en la presidencia regional, Jordi Sauret fue miembro del comité “como responsable de investigación demoscópica, propietario de la empresa Flashback (sic), quien, a pesar de no haber hecho carrera política en Unió, ha sido impulsado por Duran Lleida para supervisar los sondeos electorales y los estudios sociológicos que avalen las expectativas de los nacionalistas en los diferentes comicios”.

    Fiel a su compromiso con CiU, Sauret publicaba a principios de este mes en La Vanguardia un artículo comentando los sondeos publicados el 30 de septiembre por su propia empresa, en el que aseguraba que “Artur Mas se convierte en más líder que nunca, a pesar de todo la gente sigue percibiendo a CiU como la formación más capacitada para salir de la crisis y defender mejor los intereses de los catalanes, en un contexto en el que no se percibe que ningún partido de la oposición ni ningún otro líder político lo haya hecho bien durante este último año en su labor parlamentaria y, de seguir con el tripartito, se considera que las cosas aún estarían peor”.

    La última encuesta publicada por La Vanguardia, realizada por Feedback con 1.000 entrevistas telefónicas entre los días 8 y 11 de octubre, resaltaba como dato principal que CiU rozaba la mayoría absoluta y como segundo
    datos relevante “la recuperación del PP que, aunque todavía débilmente, empieza a capitalizar el voto útil de signo españolista”.

    Como si el estar vinculado a España y en particular al Gobierno de Madrid implicara cierta culpabilidad, el comentario del sondeo aseguraba que el PP obtendría 18 diputados y que su avance “se produce básicamente a expensas del crecimiento potencial de Ciutadans y de la movilización de su propio espacio electoral”.

    Desde la redacción de La Vanguardia se afirma que no es Mas, sino el PP quien agita: “Queda por ver, no obstante, lo que dará de sí la polarización identitaria para un partido, como el PP, que carga desde el Gobierno central con el pesado lastre de los recortes y de una crisis que no aparenta tener fin”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s