Filmografía proscrita: Están vivos, de Carpenter, la metáfora sigue viva

Miguel Pérez de Lema

Dice la leyenda que tras un primer fin de semana de super éxito en los cines de Estados Unidos, las copias de “Están vivos” fueron abruptamente retiradas de la circulación. Sólo sería algún tiempo después al relanzarse modestamente en el circuito de video clubs, cuando alcanzó una difusión masiva y se convirtió en una obra de culto.

Toda la obra de Carpenter se agiganta con el tiempo. Y su aparentemente inocente cine de género, de terror y violencia para adolescentes, sigue liberando intensas dosis de corrosiva contracultura. Y sin perder un gramo de diversión.

En “Están vivos” despliega una metáfora sobre el abuso del poder en una sociedad en depresión, y la toma de conciencia de los pobres, resuelta brillantemente mediante un juego argumental y visual. El protagonista -un desempleado que vagabundea por la ciudad en busca de un improbable empleo- encuentra unas gafas con las que se puede ver la cara oculta de la realidad. Una realidad en la que se induce a las masas al consumo compulsivo y a la cretinización, por parte de una élite de “seres” que viven camuflados entre ellos, parasitándolos.

Cada día que pasa, la película se hace más intensamente actual.

VERSIÓN COMPLETA

Esta entrada fue publicada en filmografía proscrita, General. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s