La profecía de Ayn Rand


“Cuando advierta que para producir usted necesita obtener autorización de quienes no producen nada; cuando compruebe que el dinero fluye no hacia quienes trafican con bienes, sino con favores; cuando perciba que muchos se hacen ricos por el soborno y la influencia política y no por el trabajo, y que las leyes no lo protegen contra ellos, sino que, por el contrario, son ellos quienes están protegidos contra usted; cuando repare en que la corrupción es recompensada y la honradez es un autosacrificio, entonces usted podrá afirmar, sin temor a equivocarse, que su sociedad está condenada”.
Ayn Rand (hacia 1950)

Esta entrada fue publicada en General. Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a La profecía de Ayn Rand

  1. Anonimo II dijo:

    Y en la mano un Marlboro…

    Verdad, pero insondable su trasfondo.

  2. Anonimo II dijo:

    Para que dar tantas vueltas, el asunto es así:

    Usted y yo hemos condenado a la sociedad título tras título, paso tras paso, pase tras pase, sorbo tras sorbo, calada tras calada…

    Fortalecemos a las instituciones, y ellas… (risas), ellas le manejan a usted, me manejan a mi, manejan al rey, y a ese travestido tipo que se dice papa, también.

  3. jon aristide dijo:

    Any Rand, el año pasado por estas fechas lo divulgué en 15-M y por donde pude. A ver si se va despertando. Un año más tarde también y seguiremos,… ellos van por delante saben robar y echar la culpa a los demás, la “culpabilización” es la herramienta para hacer esclavos y fomentar el miedo, como también el endeudamiento a paises enteros -nunca se imaginaron que llegarian tan lejos impunemente-. es la forma de imponer las dictzaduras. (Ver países de America Latina, Sudeste de Asia, África, y ahora en Europa, que nunca la habían tocado) Fte. información: Jose Fontana “Por el bien del imperio, HISTORIA MUNDIAL desde 1945”, Paul Krugman “Economia del decrecimiento”, Tim Jackson, “Prosperidad sin crecimiento”.

  4. Anonimo II dijo:

    ¡PROSPERIDAD!

    Qué palabra tan rimbombante.
    Y resuena en las cabezas vacías.
    Y retumba en las cabezas llenas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s