Barrenando

por hijadecristalero

Las angustias económicas me resultarán rentables para algo que estoy escribiendo.
Pero provocan que mi hija me mire preocupada cuando paseo por el salón como un animal recién enjaulado.

– ¿Qué te pasa?
– Nada, estoy barrenando.

Deja de mirar la tele y me sigue con su mirada de yo confío en ti, mami.
Entonces me siento ante el ordenador, que levanta una pantalla entre ella y yo, y finjo que estoy haciendo algo mientras barreno a gusto. Pero, como estoy a lo mío, no me doy cuenta de que suspiro y resoplo.

– ¿Por qué estás enfadada? –pregunta mi primogénito sin apartar la vista del partido.
– No estoy enfadada, sólo preocupada- aclaro marchándome a la cocina para poder tener miedo a mis anchas.

¿Y si me estoy equivocando? ¿Y si lo que yo pienso que es lo mejor, resulta ser lo peor? ¿Y si las angustias económicas sólo traen más angustias económicas? ¿Y si el sacrificio no sirve de nada?

Enciendo un cigarro, repaso todas las veces que he logrado llevar el barco a puerto, me inyecto una sobredosis de moral y poco a poco vuelvo a ser una mujer valiente.
Que todos los problemas fueran de dinero.

Esta entrada fue publicada en General, Lecciones de la vida. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Barrenando

  1. Silasoy dijo:

    No podría ser de otra forma mi regreso a casa… siempre estas ahí para transmitir tu fuerza y energía!! un abrazo muy fuerte

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s