últimos auxilios

Tenemos la vida que hemos elegido.
Pudimos quedarnos a salvo tras las murallas.
Pero estamos aquí,
bajo la lluvia,
cubiertos de barro y sangre.

Sólo Dios sabe si seguiremos con vida mañana.

Y quiero agradecerte
todo el amor que me das
de la única manera que sé:

amándote.

Esta entrada fue publicada en General, Poesía. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s