Superhéroe de barrio, o la idea española de tolerancia

Miguel Pérez de Lema

Pasad el vídeo hasta el minuto 1:30 y veréis a nuestro hombre. Su minuto de gloria. Y escuchad con atención, cuando se marcha, cómo le despiden los que estaban incumpliendo la ley y vuelven a incumplir la ley.

Por un momento, cuando habla nuestro superhéroe de barrio parece que sí, que el bien va a triunfar. Pero esto es España, amigo. Es siempre esa escena de Viridiana en que un hombre compra un perrillo torturado por su dueño para liberarlo y cuando se da la vuelta pasa por detrás otro perrillo torturado.

Cuando falla la materia prima no hay nada que hacer. Alegría, otra ronda, Manolo, y sube el volúmen a reventar.

Habrá quien diga que no hay que tomarse las cosas tan en serio -como este hombre se las toma, por cierto-.Yo creo que en este vídeo se encierra mágicamente la esencia de uno de los males eternos que pudren España: la falta de educación, la tolerancia del que abusa hacia su propio abuso, la cobarde fuerza de la masa imbécil, y la indefensión absoluta de quien tiene la razón pero carece de la fuerza y sabe que la Ley y la Justicia no están para servirle, sino para amenazarle porque si mueves ficha entonces, por arte de magia, resulta que sí hay castigo.

El español es soez canalla gritona o víctima silenciosa que se hace mala sangre y se muerde los nudillos. Hasta que un día tira de cuchillo jamonero, o le mete fuego al bloque y sale en Gente, en el repor antes de dar paso a la sección Pantojas.

País de paquirrines.

Más España no se puede.

Esta entrada fue publicada en Sublimes criaturas abisales, Voces de la España profunda. Guarda el enlace permanente.

0 respuestas a Superhéroe de barrio, o la idea española de tolerancia

  1. mircea dijo:

    Buena constatación de que la juventud española actual es la más mamarracha que ha existido jamás. Apuesto a que la mayoría de esos chicos viven en casas de sus madres y a costa del sueldo del papá-funcionario-de-correos.

    (Este video me recuerda a un jueves de madrugada, hace años, en que aparecí en casa de unas ninfas postindustriales. De repente pusieron música a todo volumen y se pusieron a bailar. No tardó mucho en aparecer una vecina de pelo blanco que nos explicó que ella trabajaba al día siguiente, que por favor respetáramos su sueño. Una de las chicas la echó gritándole que era “una carca que no entendía que había modos de vida alternativos”. Yo pasé mucha vergüenza ajena, pero no dije nada.)

  2. Anonimo II dijo:

    “la juventud española actual es la más mamarracha”

    A esta señora se le olvida que la calidad del fruto depende del nutriente del suelo.

    “Yo pasé mucha vergüenza ajena, pero no dije nada.” ¿Tanto espero? Qué paciencia. La pobre vieja ya murió.

  3. Miguel dijo:

    ARTICULO DE EL MUNDO SOBRE LOS NUEVOS POBRES EN ESPAÑA

    Tienen 25 años, viven en casa de sus padres y su presupuesto se cuenta en calderilla. Pero lo que más escasea en los bolsillos de Èric Lluent y Santi Pérez, como en los de muchos de su generación, es la confianza en el futuro, en el suyo. Con alrededor de un 50% de paro juvenil, forman parte de la primera generación que da marcha atrás con respecto a sus progenitores. Y han decidido “salir del armario de la pobreza” con un blog en el que se sacuden las vergüenzas y narran en primera persona sus problemas para acceder al mercado de trabajo y, sobre todo, para iniciar un proyecto de vida. El objetivo es que otros se sumen a ellos y sean visibles ante los ojos de la clase política.

    Su iniciativa arrancó hace un par de semanas y, de tuiteo a post, ha conseguido sumar miles de visitas y cinco pequeñas autobiografías, entre las que se cuentan sus propias historias. Quieren acabar con el “sentimiento de culpabilidad” de quienes, según ellos, se han convertido en ‘ni-nis’ sin comerlo ni beberlo. Ya han recibido cuatro testimonios más en primera persona, pero no es fácil que la gente participe porque el objetivo es que todos den la cara, con fotografía, nombre y apellidos. Nada de anónimos.

    Èric Lluent: “Ahora tengo que pedirle cinco euros a mi madre para ir tirando y se me cae la cara de vergüenza”
    Como el de Mar, de 43 años, divorciada y con dos hijos adolescentes, que pese a contar con un trabajo de auxiliar administrativa en un instituto y sacarse algún extra cuidando a una mujer mayor, no puede cuadrar las cuentas para que sus hijos, sin acceso a becas, puedan ir a la universidad. O Claudia, de 29, que sobrevive gracias a los ingresos de su pareja y al apoyo de sus padres después de ser becaria durante cinco años y, por lo tanto, quedarse en paro y, para colmo, sin prestaciones ni ayudas. Es arquitecta e intenta sacar adelante un proyecto junto a una compañera, pero de los 500 euros al mes que recibe, 200 van directamente a pagar autónomos. O la historia de una mujer de 40 años que mantiene a sus dos hijas con los 600 euros mensuales que cobra como autónoma. Todos ellos ponen cara a las preocupantes cifras que demuestran que la pobreza ya no es cosa de unos pocos: España es el país de la Unión Europea en el que ha aumentado más el riesgo de caer en ella y uno de cada cuatro ciudadanos están al borde de la exclusión social.

    “Todos nos podemos equivocar en nuestras decisiones, pero el fenómeno es de tal magnitud que es imposible creer que el tuyo es un problema individual”, argumenta Èric, periodista en paro y sin posibilidad de ampliar sus estudios porque no puede acceder a una beca. “Ahora, sin trabajo, sin paro (era autónomo) y sin acceso a becas para estudiar me encuentro con unos ingresos mensuales que rondan los cien euros (si hay suerte) y dependo de lo que mis padres puedan darme de vez en cuando. Me llamo Èric Lluent, tengo 25 años y, sí, soy un nuevo pobre, algo de lo que no me avergüenza hablar (¡sólo faltaría!)”, relata Èric en el blog.

    Santi Pérez: “Nosotros ni siquiera hemos tenido la oportunidad de empezar un proyecto de vida”
    Después de estudiar Aparejadores, Santi está acabando su segunda carrera -Arquitectura- y ve su futuro más que negro: tras el reventón de la burbuja inmobiliaria no hay oferta laboral capaz de absorber la gran cantidad de jóvenes que salen de las universidades.

    Y llegan a una terrible conclusión: “Formo parte de la Generación Perdida, aquellos jóvenes de veinte y pocos que nos hemos quedado en la cuneta de una sociedad que cada vez vemos menos nuestra y que identificamos como el enemigo. Para nosotros ya no hay futuro en Cataluña. Nuestras vidas no han sido truncadas por una guerra civil o una dictadura. A nosotros nos ha matado el ‘mejor sistema económico y político de la historia’, como dicen en las escuelas y universidades”.

    Sin igualdad de oportunidades

    Al pesimismo se le une la indignación: “Nuestra generación sale de la escuela pensando que vivimos en un sistema democrático modélico, como el resto de Europa, pero lo cierto es que no todo el mundo tiene las mismas oportunidades ni tiene acceso a las mismas ayudas”, critica Èric, que vivió durante un tiempo en Finlandia y compara el sistema de protección social de otros países europeos con el desemparo en el que, según él, quedan los españoles -jóvenes y no- con problemas económicos.

    Por eso, si su futuro se pinta como lo imaginan, seguirán la senda de muchos otros de su generación y emigrarán. Como lo hicieron los padres y los abuelos de Santi cuando dejaron Andalucía para venir a Cataluña. “Ellos han progresado. Llegaron aquí sin nada, trabajaron y han conseguido que sus dos hijos puedan ir a la universidad. ¿Y ahora qué? Tenemos un vacío delante”, explica. Eso es lo que les diferencia de los “otros pobres”, aquellos que iniciaron un proyecto de vida que ahora, con hipotecas como losas y un coste de vida desproporcionado, se ha truncado. “Nosotros ni siquiera hemos podido arrancar ese proyecto”, argumenta, consciente de que hay miles de tipos de pobreza y que todos tienen cabida en su blog: “Esto no es una competición para ver quién está peor”.

    Creen que han hecho todo lo posible por salir adelante y se revuelven cuando alguien repite cantinelas como esa de que “todos hemos vivido por encima de nuestras posibilidades”. “Hay unos culpables claros, gente que ha jugado con los mercados. Y los políticos les han dejado hacer”, acusa enfadado Èric. Santi le da la razón y añade: “La expresión ‘ mercados financieros’ es un eufemismo. Hay personas concretas que nos han llevado a esta crisis”. Ambos han llegado a un punto en el que ya no encuentran sentido a enviar más curriculums y prefieren seguir bajo el cobijo de sus padres a compartir piso con cinco personas a un precio abusivo.

    “Estamos viviendo del tiempo añadido”, describe Èric, que tiene claro que vivir en casa de tus padres a los 25 “no es natural”. “No puedes llevarte una chica a casa, organizar una cena con los amigos. Desde los 19 he trabajado y he tenido un sueldo normal, ahora tengo que pedirle cinco euros a mi madre para ir tirando y se me cae la cara de vergüenza”, continúa. “Mis padres me compadecen un poco y me animan a buscarme la vida en otro país”, añade Santi.

  4. - dijo:

    (CADENA DE CORREO RECIBIDA HOY)
    FW: Rv: RV: UNA REALIDAD QUE ACOJONA‏
    !! tela marinera !! Esto no lo controla nadie….ó no interesa controlarlo ??????..

    UNA REALIDAD QUE ACOJONA

    País de gilis… ¡¡ Leerlo tristemente es pura realidad !!
    Trabajo en una oficina de empleo y puedo aseguraros que por derecho
    > todos tenemos las mismas posibilidades de recibir ayudas públicas.
    > ………..pero en la práctica os aseguro que NO ES ASÍ. Mi trabajo
    > consiste entre otras en conceder subsidios de desempleo (….distinto
    > al conocido por todos como “paro”) y un inmigrante tiene muchas más
    > papeletas de recibir estas ayudas que cualquier ciudadano español.
    > Puedo aseguraros -porque lo veo y lo hago diariamente- que muchos días
    > salgo “enfermo” de la oficina viendo a qué y sobre todo a quiénes se
    > destinan las ayudas públicas que salen del esfuerzo de quienes
    > trabajan. Viendo como muchos inmigrantes tienen más dinero disponible
    > sin HACER ABSOLUTAMENTE NADA que muchos de los que nos levantamos a
    > las 6 de la madrugada para trabajar.
    > Podría tirarme HORAS contándoos todo ésto y acabarías indignados y
    > asqueados de ser españoles…….y no por ser españoles, sino por
    > saber cuáles son las preferencias de nuestros políticos a la hora de
    > emplear el dinero de todos.
    > Los marroquís por ejemplo es un colectivo muy bien informado, mil
    > veces más que todos vosotros juntos y “explotan” hasta el límite de lo
    > imaginable todas las ayudas estatales, autonómicas y locales.
    > Va un aperitivo: sabéis que un marroquí con sólo trabajar 6 meses ya
    > puede traer en la práctica a toda su familia y vivir DE POR VIDA de
    > las ayudas públicas…..si si, hasta que se muera. No es una
    > exageración ES REAL…….DE POR VIDA.
    > Saben exactamente los días que tienen que trabajar o “simular trabajo”
    > para encadenar ayudas en la práctica perpetuas para vivir a cuerpo de
    > rey en España o en Marruecos donde la vida es mucho más barata.. Lo
    > veo a diario. Es posible, ellos lo saben y sencillamente lo están
    > explotando hasta el límite de dejar nuestro estado de bienestar al
    > borde de la quiebra.
    > ….y lo digo yo que soy uno de los pobres a los que las leyes
    > españolas obligan con horror a otorgar esas ayudas.
    > Muchas y muchos de ellos no trabajan ni trabajarán en su vida, crean
    > empresas ficticias que simulan trabajos que no existen para cotizar 6
    > o 12 meses para renovar el permiso, agrupar a sus familias en algunos
    > casos y por supuesto encadenar subsidios hasta de 4 años.
    > En fin, ya iré contando. Cobran todo y por todos. Hasta la mora de 50
    > años que no sabe ni leer ni escribir, ni español ni nada de nada. Pisa
    > una vez España, se apunta al paro, Se marcha a marruecos, vuelve al
    > año, pide una RAI como parada de larga duración y ya tiene 5000 euros
    > en su bolsillo. ASÍ DE FÁCIL.
    > Las prestaciones y subsidios por desempleo son ayudas económicas para
    > atender a todos aquellos que habiendo perdido un trabajo y queriendo
    > trabajar no pueden hacerlo.
    > La cuestión es que los marroquies y muchos sudamericanos no quieren
    > trabajar, han hecho de estas ayudas públicas su objetivo principal en
    > la vida para él y su familia. LLegan a España para vivir de nuestro
    > trabajo, no del suyo. Y lo más indecente es que la mayoría lo disfruta
    > tranquilamente en Marruecos.
    > Precisamente esta gente cobra tantos subsidios porque se los damos
    > para mantener su familia en Marruecos. El otro día por ejemplo denegué
    > a una mujer española un subsidio. Tenía 5 hijos. Entre el marido y dos
    > hijos pasaban del límite de rentas por un pelo. A un marroquí jamás se
    > lo denegaría…..por qué? Muy sencillo, a esta “española” le puedo ver
    > sus rentas, las de sus hijos, sus sueldos, vida laboral, si han
    > vendido un piso, si tiene algún tipo de pensión, etc, etc, etc. Lo
    > puedo hacer desde mi asiento, sin moverve. Conectándome con Seguridad
    > Social y pidiendo datos a Hacienda.
    > A un marroquí no, yo no puedo saber que cojones hacen ni cobran en
    > marruecos toda su familia. Ni si están divorciados, ni si sus hijos
    > son sus hijos, ni si tienen 20 empresas, ni si acaban de vender 4
    > pisos…..NADA, ABSOLUTAMENTE NADA. Y como no puedo verle ni saber de
    > él nada de nada pues le doy el subsidio. Simple y llano. transparente.
    > España es el país más garantista del planeta para cualquiera que venga
    > de fuera.
    > Va el ejemplo de hoy. Al estado español le cuesta más de 10.000 euros
    > cada boda de un marroquí. Cómo? Muy sencillo.
    > Cuando un joven marroquí acaba el paro y viene a por el subsidio le
    > preguntas: ¿Estás casado? No ¿Tienes hijos? No.
    > Pues no tienes derecho al subsidio porque no “mantienes” a nadie. A la
    > semana siguiente aparece con un papel en árabe traducido al castellano
    > que dice que un cura marroquí le ha casado hace 3 días.
    > …..y qué hacemos nosotros!!! Pues le hacemos el ragalo de bodas:
    > vacaciones pagados de 2 a 3 años en su país viviendo a cuerpo de rey.
    > Porque como os podéis imaginar el coste de la vida allí no es ni la
    > mitad que aquí. Lo único que tiene que hacer es renovar la tarjeta de
    > demanda cada 3 meses. Pero no os preocupeis, se lo hemos puesto fácil,
    > pueden hacerlo por internet.
    > Al “casarse” ya mantiene a una persona, a su mujer, que está en
    > Marruecos y que nunca pisó España. Por eso ya tiene derecho a un
    > subdidio de 2 años de media.
    > Cada boda marroquí nos cuesta a los españoles entre 10.000 y 20.000
    > euros. Así de fácil. No le déis más vueltas. Es así, ellos lo saben y
    > actuan en consecuencia. Paga la dote al vecino para “estar casado”
    > (….Y ES LITERAL, LO LEO EN SUS CERTIFICADOS MATRIMONIALES
    > TRADUCIDOS) y ya puede vivir de vuestro trabajo varios años. Se casó
    > para cobrar el subsidio.
    > Joder si os contara. Al día siguiente llegaríais a casa asustados de
    > la cantidad de gente que se os habría quedado mirando por la
    > calle…..y porqué? Porque íbais a quedaros con cara de Gilipollas
    > durante dos semanas. Por eso.

  5. Marisol dijo:

    No suelo fiarme de los correos en cadena, pero tampoco soy partidaria de la censura. Ignoro si lo que se cuenta en el comentario anterior es cierto o no. Pero no me extrañaría, porque de vez en cuando los funcionarios cuentan cosas que ponen los pelos de punta.

    Si alguien conoce a alguien que trabaje en una oficina de empleo y pudiera preguntarle, se agradecería que compartiera con nosotros la información.

  6. pepe dijo:

    A mi también me ha llegado el mismo correo. Y sí, tengo un amiguete que es funcionario del antiguo inem, y sí, es totalmente cierto lo que dice aunque con matices, ya que cada comunidad tiene mas o menos subsidios y ayudas (Andalucía es de las que más) se da la paradoja de que es una de las comunidades màs pobres y con mas índice de paro y de inmigración. Además he trabajado con inmigrantes y es verdad que son unos máquinas a la hora de saberse todo tipo de ayudas y triquiñuelas para cobrar todo lo cobrable. No les culpo, la verdad, cuando uno es inmigrante se busca la vida y saca recursos hasta de las piedras, aunque no todos los países son iguales, ayer pude leer un artículo de unos pobres tontos que se fueron a Noruega pensando que si en España damos de comer a todo dios, en esos paises ricos deben de andar los perros con longanizas colgándoles entre las patas y resulta que lo único que les dan es una patada en la boca y un desprecio infinito. España es asín

  7. borntobefree dijo:

    “Blog de Miguel Roig

    ¿Estamos realmente con Grecia? 12 razones para reflexionar

    Vaya por delante que lo de Grecia es una tragedia social, y que en la mayoría de tragedias sociales, quien paga el pato son los más débiles. Pero otra cosa muy distinta es pretender que el país solamente ha sido víctima de los capitalistas devora-bebés, neoliberales ejecuta-obreros y banqueros de Goldman Sachs.

    Dicho esto, y con ánimo de provocar, les relato doce joyas del modelo económico y social griego. Si esto es neoliberalismo, que baje Hayek y lo vea.

    1. Las hijas solteras o divorciadas de los funcionarios fallecidos tenían derecho a cobrar la pensión de sus progenitores. El Estado gastó cerca de 550 millones al año en esta partida (Reuters*)

    2. La Administración griega contaba con cientos de comités -que empleaban a un total de 10.000 personas- para gestionar todo tipo de asuntos. Entre ellos, el lago Kopais, que lleva más de ochenta años sin agua. Total: 220 millones de euros. (Reuters*)

    3. La empresa pública de ferrocarril ingresa al año 100 millones de euros. A cambio, gasta 400 millones en salarios y 300 millones en otros gastos. (NYT)

    4. El empleado medio de la compañía de ferrocaril pública griega cobra 65.000 euros al año (NYT).

    5. El salario medio de un empleado de una empresa pública en Grecia más que triplicaba al salario medio nacional (Ministerio de Finanzas griego y Eurostat)

    6. No es de extrañar entonces que el coste de la masa salarial pública en Grecia se haya duplicado en los últimos doce años (“Boomerang” -Michael Lewis-)

    7. Según un funcionario del FMI entrevistado por Michael Lewis (autor de “Boomerang” -lectura obligatoria-), Grecia no llevaba las cuentas de lo que había gastado realmente. Solo sabían lo que iban a gastar: “Ni tan siquiera verías eso en una economía emergente. Estábamos ante un país tercermundista”.

    8. George Papaconstantinou, ex ministro de Finanzas, llegó al ministerio y no paró de descubrir agujeros: las cuentas habían omitido 1.000 millones de euros de deuda en el sistema de pensiones CADA AÑO. El Estado los pagaba, asumía la deuda y no aparecía contabilizado en ningún sitio. También destapó un agujero de 800 millones de euros en los planes de pensiones de los autónomos. Papaconstantinou corrigió las cifras de déficit que pasaron de los 7.000 millones que se había dicho a la UE a 30.000 millones. (“Boomerang” -Michael Lewis- y Reuters)

    9. Peluqueros, locutores de radio, camareros, músicos… (hasta 600 profesiones) se catalogaban como profesiones de riesgo y tenían derecho a jubilarse a los 55 años (si se es hombre) o a los 50 (si se es mujer). (Reuters*)

    10. Hay cuatro veces un 50% más profesores por alumno en Grecia que en Finlandia (y el sistema educativo griego es uno de los peores cualificados, mientras que el finlandés uno de los más eficientes), según los últimos datos disponibles del Banco Mundial. Según la OCDE, Grecia tiene un 18% más de profesores por alumnos en educación primaria que Finlandia y un 30% más que Alemania. En secundaria, los griegos superan a los germanos en un 14%. (Banco Mundial y OCDE)

    11. Dos terceras partes de los médicos griegos declaran ingresos inferiores a 12.000 euros al año, lo que no les impide lucir mansiones y coches de lujo. (“Boomerang” -Michael Lewis-). Una encuesta entre 150 médicos de uno de los barrios más lujosos de Atenas se saldó con que la mitad declarban menos de 30.000 euros al año de ingresos y un 23% menos de 10.000 euros al año (NYT)

    12. El punto 11 tampoco extraña, teniendo en cuenta la laxitud del Gobierno a la hora de imponer sanciones. Como muestra, un botón: en año electoral, el Gobierno suele poner en la nevera a los inspectores de Hacienda (para no enfadar al personal, se entiende), lo que hace que los ingresos del Estado se desplomen uno de cada cuatro años. (“Boomerang” -Michael Lewis-)

    Pues bien. Tengan en cuenta ustedes que la UE, el FMI y algún otro organismo tienen en estos momentos más de 95.000 millones prestados a Grecia y que el BCE ya ha comprado 55.000 millones en bonos helenos. Los malvados inversores privados, a quien Grecia debe 205.000 millones de euros, le van a perdonar el 70% de esa cantidad, y la troika (que no son más que los contribuyentes europeos y de otras partes del mundo) está peleándose con el Gobierno griego desde hace semanas para prestarle otros 130.000 millones de euros.

    En fin, hagan cuentas y díganme si el problema de Grecia es el salvaje neoliberalismo y Merkel (la nazi, como ya la disfrazan algunos periódicos griegos), o una política económica y social totalmente aberrante e irresponsable aplicada durante décadas. Lo siento, pero yo no estoy con esa Grecia. Estoy con la otra, con la que paga impuestos y cree en la meritocracia. A ver si después de estas reformas, empieza a sacar la cabecita.”

  8. - dijo:

    Eso está muy bien, pero ¿por qué seguían dándole dinero?

  9. Aliciamaravillas dijo:

    Pedazo de panfleto, xenófobo, y que no dice ni una sola verdad. Expresiones tales como “Hasta la MORA de 50 años”, da una idea clara de quién ha escrito esta clase de panfleto, que circulan por internet y que a la gente que le encanta dar al botón de reenviar sin criterio alguno, se encarga de difundir.

    Como dice el panfleto, muchos de los que nos levantamos a las 6 de la mañana vemos este tipo de cosas en marroquís, europeos y españoles.

    El subsidio lo pueden cobrar, además de desempleados que hayan agotado el paro y tengan cargas familiares, aquellas otras que tengan especiales dificultades para incorporarse al mercado laboral, como emigrantes retornados, liberados de prisión y los que han salido de una baja por enfermedad, y aquellas personas que no hayan cotizado más de seis meses, siempre y cuando tengan cargas familiares.
    En cuanto a la cuantía, cobrarán el 80% del Indicador Público de Renta de Efectos Múltiples que viene siendo unos 421,79 euros (dato pendiente de actualizar).
    Para cobrar el subsidio, al desempleado se le exige que acepte el compromiso de actividad. Es decir, que busque activamente empleo, no haber rechazado ninguna oferta de empleo adecuada y participar en acciones de formación, promoción o reconversión profesional entre otras. Además, debe de carecer de rentas superiores al SMI.

    En el caso de los marroquíes que mencionas (se supone que no son emigrantes retornados ni liberados de prisión) para cobrar un subsidio tendrían que cumplir alguna de estas condiciones: haber agotado la prestación de desempleo, o haber trabajado 6 o menos de 6 meses.

    Si piden subsidio por haber agotado una prestación de desempleo, no hay nada que decir, porque tendrían que haber cotizado como cualquier español durante 12 meses (condición indispensable para poder cobrar el paro) y en ese caso no hay trato de favor.

    Si lo piden por haber trabajado 6 o menos de 6 meses, tendrán derecho a tantos meses de subsidio como meses trabajados, salvo en el caso de haber trabajado 6 meses y tener cargas familiares (tengo dudas de que este apartado sea así).

    Teniendo en cuenta que, tanto para cobrar el paro como para cobrar subsidio, alguien ha tenido que cotizar más o menos un 30% sobre una bases de cotización que, como mínimo, es de 850,20 euros y lo ha tenido que hacer durante tantos meses como van a cobrar el subsidio, no veo yo que el negocio (aunque sí pueda haberlo) les sea tan redondo.

    En cualquier caso, y volviendo a los medios de control a disposición de los empleados públicos encargados del caso, hay cosas que sí podrían hacer para atajar esas prácticas, a todas luces abusivas.

    Cito parte de la legislación al respecto: Para cobrar el subsidio, al desempleado se le exige que acepte el compromiso de actividad, es decir, que busque activamente empleo. No haber rechazado ninguna oferta de empleo adecuada y participar en acciones de formación, promoción o reconversión profesional entre otras. Además, debe de carecer de rentas superiores al SMI.

    Así las cosas, lo único que le ha faltado decir al final es la expresión: “Moros de mierda”, que es de verdad lo que lleva en ese alma negra la persona que de verdad ha redactado este panfleto miserable.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s