La primera urna

por hijadecristalero
Fotografía en contexto original: vertele

Cuando tenía nueve años, se sentaba a mi lado en el sofá y se tragaba los Debates sobre el Estado de la Nación enteritos.
Entonces vivíamos en una gran casa con escaleras. Sacaba todos sus peluches y los de su hermana, los sentaba en los escalones y jugaba al Congreso de los Diputados. Él era el presidente y daba y quitaba la palabra. Casi daba miedo ver cómo había comprendido el papel que cada uno cumplía, cómo imitaba sus voces y su ideología y cómo los mandaba callar con la misma socarronería que Trillo.

Aunque le he explicado muchas veces que si votar sirviera para algo, estaría prohibido (y ahora más que nunca), aunque en esta campaña electoral cuando él veía muy seriecito debates políticos en la televisión, yo gritaba ¡Anarquía, libertad!; el domingo pasado me pidió que le llevara a votar.
¿Quién no recuerda la ilusión de la primera urna?

Es lógico que mi discurso apocalíptico le entre por un oído y le salga por el otro: sería triste que un chaval de 18 años estuviera tan desencantado de la política como los que ya peinamos canas.

Al menos me escucha cuando le explico que esta es no es una crisis económica, sino sistémica; cuando discutimos sobre la prima de riesgo y la deuda, cuando despotrico contra el Estado y cuando le explico que empresarios no son Alierta y compañía, sino su esforzada madre. Y recurre a mí cuando sale de clase de Economía de Empresa sin haber aprehendido que el dinero no existe.

Quizá por eso, en mi honor, tuvo el gesto de partir por la mitad la papeleta del senado.
En la otra apostó por el caballo ganador con una fe envidiable.

Lleva dos meses echando el currículum en todos los grandes comercios de la zona para trabajar los fines de semana y colaborar en la economía familiar, y no le habían llamado de ningún sitio. Y el lunes 21, por fin, le citaron para hacerle la primera entrevista de trabajo de su vida. Le faltó tiempo para llamarme.

– ¡Que tenía yo razón! ¡Ha sido ganar el PP y empezar a crear puestos de trabajo!

Esta entrada fue publicada en Familia, General y etiquetada , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

0 respuestas a La primera urna

  1. Que la alegría perdure al sacar al final las cuentas de su gobierno, las finanzas nos llevan por las enfermedades de los sistemas que administran un estado viendo en ello empeño o seguimiento de lo ya impuesto por años como una extensión de los males graves y decepcionantes que quitan la fe, la esperanza y el alientos a los pueblos.

    La ideología nos lleva profundamente por los principios, fundamentos y reglas que se usan para creer en ellas como hechos planificados, el buen criterio que nos impulsa a recriminar como parte de los reproches al verse la gente defraudada, sea por la crisis mundial que impera o por necesidades e intereses que surgen al tomar el poder, cosas que nos llevan a reflexionar sobre las ideas emitidas sobre un escenario de propuestas electorales, surgen inconveniente, se desacredita el líder que recién inicia una etapa, donde el hombre escogido al final carga con todas las culpas; sin embargo vemos que la culpa nos concierne a todos sea porque no se analizan los proyectos, o por que solo nos dejamos llevar por la maquinaria política que les impulsa.

    La mirada hacia los hijos le seguimos mientras dura el periodo, conflictos nacen muy propios del poder que daña muchas veces la imagen de un presidente, ideas contrapuestas y las crónicas economices que nos revelan seguir la carrera política de la familia y las actuaciones del hombre que por un periodo escogido deliberara proyectos, reformas y todo lo concerniente a los cambios sustanciales de un país, viendo en ello la grave crisis mundial en la sociedad, aun con el avance de la tecnología a la cual le damos mucha importancia abandonando otros tópicos que son relevante en la sociedad para dejar claro el compromiso que llevo a la gente y al candidato que gano las elecciones a perfilarse en necesidades prioritarias que nos rodea de cinturones de miseria, nos calla el aliento de la protesta fundamentada en razones valederas, búsqueda de soluciones para ver con ojos críticos el avance de las condiciones de las reformas, imposiciones, leyes y un nuevo inicio sin ego y sin rango en liderizar una imagen mas allá de las fronteras, sin olvidar el verdadero valor que le llevo a ser candidato presidencial y cumplir cada ofrecimiento.

    La fe y la esperanza depende de los lideres que al llegar al poder se olvidan de las promesas, que no le pase al nuevo presidente este incidente trágico, luego lamentamos como los economistas los fracasos de los proyectos, los picos de las estadísticas que se impulsaban a dejar ganancias, mas tarde, todo es perdida y vemos una crónica leal de las verdades de lo cotidiano, vivo ejemplo mundial de la crisis que se vive viendo las sociedades sumergidas en frivolidades, vemos la muerte de los seguidores, una encrucijada política-económica-social que nos lleva mas tarde a una guerra, enfrentamientos, mas opositores sangrientos y mas aguerridos.

    ¡Que perdure la alegría y los propósitos firme de ser útil !.

  2. La injusticia social también son fenómenos a pequeña escala, las putadas que nos hacemos unos a otros en el diario, lo que podríamos hacer y no hicimos, etc…. A alto nivel siempre ha ocurrido lo mismo, lo único que importa es que el de abajo pueda salir a delante y que arreglo le beneficia más.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s