¿Qué es una performance?

por Marisol Oviaño
Fotografías (casi todas o todas): Miguel Pérez de Lema

performance

Performance. Extraña palabra.
Cuando te invitan a una, nunca sabes a qué estás yendo.

Nuestra querida Carmen K. Salmerón, autora de Recetas Proscritas, nos invitó a esta performance gastronómica-punk. Carmen lleva años estudiando la relación del ser humano con la comida, más en concreto la de los occidentales: bulimias, anorexias, obesidades mórbidas…. No es un tema baladí, esa es la relación más básica: la de un ser vivo con su alimento. Y nuestro primer alimento vino de un cuerpo humano, a través de un cordón umbilical primero, mamando de la teta después.

Hace años que soy una escritora de provincias: desde que di a luz por primera vez. La maternidad tiene la virtud de alejarte de todo tipo de actividades que puedan llevar el nombre de performance . Y Carmen es una performance per se. Una mujer loca, entusiasta, valiente y creativa. No podía desaprovechar la ocasión, por hacer algo distinto y porque era mi obligación proscrita estar al lado de Carmen.

¿Para qué sirve una performance?
No sé lo que dirán los expertos en la cosa, esos que asisten a dos o tres eventos y un par de inauguraciones a la semana; pero mi humilde opinión es que una peformance debe sacudir al espectador.

Y la de Carmen lo logró. Al menos conmigo.
Pero pasemos a relatarlo con fotos, para hacer mi cháchara más amena.

Cuando llegué a la galería Luis Gaspar, la autora estaba, como es lógico, muy nerviosa, solucionando problemas de última hora: el locutor no quería locutar, había que terminar de maquillar al camarero, pasaba también algo con la música. Aquí la tenemos correteando arriba y abajo de la galería.

1

Empezó a sonar la música y salió este peculiar camarero a ofrecer una bandeja con vasitos de vino. Sentí la misma emoción, el mismo miedo que cuando era una niña e iba al tren de la bruja. O el que sentí, ya un poco más mayorcita, en la Casa del Terror que montaron en el Paseo de Rosales.

2

Los demás parecían estar igual de impresionados que yo, aunque me da a mí que esto de las performance es como los porros: Para que parezca que estás curtido en ello, no tiene que notársete ninguna emoción. Y yo, paleta perdida, debía ser la única para la que era la primera calada.

2bis

4

Confieso que sentí un gran alivio cuando la momia camarero desapareció de escena.

5 menos mal ya se va

Pero la fiesta no había hecho más que empezar y él no tardó en regresar. Ayudado por un cocinero con pinta de vieja gloria del rock, sacó a la sala un cuerpo envuelto en papel film,

5

y sobre él se sirvieron unas amanitas de espárragos blancos, tomatitos y mayonesa, pinchadas sobre unas barcas de calabacín.

67

Durante un par de minutos todos nos quedamos cortados, como si nadie quisiera dar el primer paso. Pero siempre hay un valiente que rompe el hielo, y los demás fuimos tras él. En el momento en que cada uno tuvo su pinchito, el ambiente se distendió y comenzamos a comportarnos como si estuviéramos en un bar de cañas. Como si no nos diera miedo esa bandeja con aspecto de cadáver de la morgue.

8

En mi grupito se comentó que el cadáver tenía un par de huevos: esto no está pagado, no te creas que esto puede hacerle cualquiera:hace falta mucho método
, o al menos, haber hecho mucho yoga y meditación, añadí yo.
Nadie sabía qué hacer con el palito: no había papeleras ni ceniceros. Y alguien -siempre tiene que haber un primero- tuvo la ocurrencia de volver a clavarlo en el mismo sitio del que lo había cogido. Y todos los hicimos. Definitivamente, le habíamos perdido el respeto a la muerte. O el miedo al miedo.

10

El segundo plato estaba empezando a entrar en escena servido sobre un joven efebo de turbadora y núbil belleza andrógina, cubiertas sus desnudeces con hiedra, tortillitas, endividias, salsa roquefort…

11

y no sé qué más, porque entonces la camilla falló y el plato acabó por el suelo. Es lo bueno de las performances: los accidentes permiten que los actores se luzcan en la improvisación. Primero la momia comió lujuriosa y delicadamente sobre el muchacho como una hiena enamorada, como el vicio que devorara la inocencia; y después, el cocinero untó una endibia en la salsa derramada y se la metió en la boca a alguien del público: a mí. (Soy una bocazas, ya lo sabéis). Poco a poco, los demás se fueron acercando a comer el segundo plato.
Mientras, el cadáver de la morgue nos ratificaba que era un gran actor: ni un sólo movimiento. El chaval de las endibias, una vez superado el susto del golpe, aguantaba como un campeón desnudo sobre el frío y duro suelo.

comiendo11bis

Y por último, llegó el postre.
El tercer plato se servía sobre un hombre de piel que no llegaba a ser negra. El cocinero montó la nata ante nosotros, la untó con parsimonia sobre él

1314

y coronó el conjunto con cuadraditos de un bizcocho de chocolate. En esta ocasión fue el camarero el que me introdujo una porción de postre en la boca. (Ya sé, ya sé, soy una bocazas. No volveré a utilizar ese pintalabios rosa)

postre

Carmen salió para recibir los aplausos de su público. Me explicó que había faltado la locución y que había fallado nosequé de la música, pero a mí no me importaba. Estaba todavía impresionada por mi propia mojigatería: aunque sabía que todo estaba hecho para provocar, me había provocado una catarata de emociones: miedo, repelús, catarsis y finalmente, cachondeo.

a

bc

Pero la performance de Carmen no había terminado de sorprenderme. Cuando los actores se levantaron para vestirse, descubrí que el cadáver, el actor de método, ese superhombre de la escena que había interpretado el papel más desagradable, era el buenazo de nuestro proscrito Raúl.

Gracias a todos por atreveros.

P.D.:Carmen, si tienes una foto en la que salgas guapa, mándamela. Las mías están todas borrosas.

carmen

Esta entrada fue publicada en General, Recetas proscritas y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

16 respuestas a ¿Qué es una performance?

  1. Susana dijo:

    Gracias Marisol, por ilustrarnos esta “perfomance”,interesante las fotos,yo me hubiera sentido muy parecida a vos en este evento, pero no me lo hubiera perdido si hubiera podido asistir.No siempre uno está invitada a estos exquisitos bocados regados con vino encima de catafalcos casi mortuorios.Felicitaciones a los actores.Gracias por cumplir tu promesa de contarnos este banquete de “cuerpos presentes.Obvio mis saludos a Carmen(“la madre de la criatura” Susana (una mujer argentina).

  2. Uf, Marisol,
    cómo me ha impresionado tu crónica y tu capacidad de síntesis. Has descrito perfectamente lo que allí pasó, ¡sin escuchar las locuciones y sin haber leído el guión! Las locuciones iban a permitir enlazar, junto con la música, mi visión acerca de la relación más larga que adquirimos en nuestra vida: la que tenemos con la alimentación.
    Presentaba 2 entrantes (Amanitas Faloides, sobre el cuerpo del actor Raúl Méndez. Tomates cherrys con tronquitos de espárragos. Guajaco, sobre cuerpo de efebo) y 1 postre Deshabillé Glasé, sobre el cuerpo mulato de Menuk).
    En las locuciones se oirían de qué platos se tratarían (todos originales) y de sus propiedades. Pero una afonía impertinente me impidió locutar. Era ya demasiado tarde. Luis el galerista lo hizo. Pero la cadencia de la voz no era la requerida. Jugamos con ese as en la manga: nadie sabía si habría o no locución alguna.
    La performance demostró, sin pretenderlo, su internacionalidad. No hay lenguaje verbal, sólo lo que entra a través de los sentidos.
    Es verdad que la gente estuvo más fría de lo que yo pensé. Y eso que advertí: “abtenerse pusilánimes”.
    Menos mal que también falló el cuarzo cenital, que tenía que haber permitido los 5 fundidos en negro previstos, más los bafles con sonido envolvente que no se pudieron instalar según lo previsto, de haber sido así ¡el público habría huído despavorido!

  3. Marisol dijo:

    Gracias por puntualizar las recetas, que no estaba yo muy segura de haber acertado.
    Efectivamente, no era crema de roquefort, sino guajaco. (Confieso que me lo tragué casi sin masticar: que un adulto dé de comer a otro adulto estando ambos sanos, es para mí un acto muy íntimo y me dio muchísimo corte que el cocinero me eligiera a mí como conejillo de indias)

    Carmen, si me mandas el link de la galería, lo meto. Hay varias direcciones de Luis Gaspar y no sé cuál es la buena.

  4. Manugon dijo:

    A mi me resultó muy divertido.
    Ver la cara de la gente tan seria, cuando le metes casi a la fuerza una hoja de endivia con guajaco en la boca, debe ser como cuando te dan la extremaución.
    Carmen, Raúl, Miguel Angel, Menuk, Ramón, y a todos los que nos acompañasteis, os doy las gracias mas viscerales….Marisol, te prometo que la próxima buscaré otro “conejillo” ….de indias o de Albacete, escrúpulos los mínimos….

  5. Marisol dijo:

    ¿La extremaunción?
    No, no se parece en nada. O al menos a mí no me pareció que me estuviera muriendo, ni que la endibia fuera cuerpo de Cristo, ni que me estuvieras perdonando todos mis pecados.

    Era más algo así como un “come y calla”.
    Todo sea por el bien del espectáculo.
    Pensé que tú ibas a hacer las fotos, no a dar de comer al hambriento, jejeje

  6. Penélope dijo:

    ¡Guau! veo amor al primer bocado!!!! cuidado!!!

  7. David dijo:

    Carmen, no me enteré de cuando hacías tu historia. QUe me contaste por cierto la última vez que nos vimos. ME LO PERDÍ!!!!

  8. Carmen K. dijo:

    Ay, Davidico!
    tomándonos un vino en ese bar de la calle Pez :-)))
    se lo dije a tu hermano y si la tecla del ordenador no me jugó una mala pasada te mandé un mail. Me dijo tu hermano que estabas currando y no podías; fíjate, yo contaba con tu presencia, tu opinión, tu cámara, tu creatividad ¡¡¡¡y tus abrazos tan reconfortantes!!!!
    ¡¡¡suerte y ventas en tu expo!!!

  9. tamara dijo:

    MADRE MIA!!!!, Carmen me he kedado muerta, yo sabia q tenias arte pero hasta tal punto…..jejeje, me hubiese encantado verlo. Genial.

  10. Susana dijo:

    Creo que diesfrutarias de todas las recetas, porque yo cada vez que he recibido una receta suya solo con leerlas las papilas gustativas se han puesto a funcionar.
    Carmen esto es por si lo lees no te olvides de mi.
    Susana (albergue)

  11. justo berjano dijo:

    ¡ Enhorabuena, Carmenka! Todo bien orquestado dentro de la libertad

  12. Carmen K. dijo:

    ¡Dios!
    Tamara, ¿eres Tamara Herrero, la bailaora y coreógrafo? Viniendo este piropazo de tí, que eres tan exigente, empezando contigo misma, se me hincha el orgullo y el corazón. Muchas gracias, reina; he aprendido mucho de tí ¡y espero seguir aprendiendo!

    ¡SUSANA! ¿Cómo olvidarte? que ganas tengo de verte. ¿Sabes quién era el zombi (el vendado), ¡Miguel Ängel! estuvo sublime!!!

    Ay JUSTO, cuánto os agradezco los apoyos de los compañeros artistas. ¡Prepárate, que pienso ir por Mérida!

  13. Angie dijo:

    Oh, K., cómo nos hubiera gustado estar allí. Tuvo que estar super bien a ver cuando otra vez!!! hay que ver las cosas que se encuentran buscado una receta jajaja.

  14. Carmen K. dijo:

    pero ¡¿dónde se habrán ido estas fotos viajeras?! ¿de performances?

  15. Pingback: Gastronomía Flamenco-Punk

  16. Carmen K. Salmerón dijo:

    Jo, Marisol, ¡muchísimas gracias! ¡Qué subidón me ha dado volver a rememorar aquello con sus fotos otra vez!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s