Cuentos de muerte (Ferdinand)

por artistadesconocida

El domingo, Ferdinand se despertó llorando.

Acaba de soñar que su padre, que lleva unos años muerto, moría.
La muerte del sueño parecía tan real como la verdadera, pero era mucho menos luminosa.
Una muerte mezquina en los desbordados pasillos de un hospital que no daba abasto -había una guerra o algo así- una muerte sobre una camilla, con un enfermo cadavérico pero lúcido, que clavaba los esqueléticos dedos sobre su antebrazo y, mirándole por encima de las gafitas nasales, le suplicaba con saña que lo sacara de allí.
De allí.
De la muerte.
Decía sácame de aquí, pero le estaba pidiendo que lo devolviera a la vida.
Nada podía hacer por él, tenía que negarse. Sabía que estaba donde le correspondía estar, los primeros en ser atendidos eran los jóvenes soldados heridos, los niños y las mujeres embarazadas. Los viejos debían esperar en el pasillo. Los viejos como su padre debían morir.

Se despertó llorando y llorando siguió mientras miccionaba al alba.
Por fortuna, su padre había muerto en paz, rodeado de la mucha gente que lo quería, amado hasta el último momento y de la mano de uno de sus hijos.
Con morfina.
Como un príncipe de la vida.

Ferdinand tiró de la cadena con una sonrisa, volvió a la cama y durmió a pierna suelta hasta bien entrada la mañana.

Esta entrada fue publicada en General, Muerte y etiquetada , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

0 respuestas a Cuentos de muerte (Ferdinand)

  1. túyasabesquién dijo:

    Brindemos por una buena muerte

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s