Frente al espejo

por Patricia Danjou

Estuve dos días sin tomarme el whisky que me acompaña cuando escribo por las noches.
No por nada en especial. Simple y sencillamente, me apeteció más tirarme a ver la tele o irme a la cama a leer.
Y hoy me habían desaparecido las bolsas de las ojos.
Me miré en todos los espejos de la casa para asegurarme de que no eran imaginaciones mías.
Curioso.
El día que decida parecer más joven, dejaré de beber y fumar.
Mientras, Johnnie y yo seguiremos escribiendo como el par de viejos que en realidad somos.

Esta entrada fue publicada en General y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s