Salvación

por Sargento Asuvera
Fotografía en contexto original:pabloherreracalimatriatlon

Queréis ser salvados.
De la ceguera, la parálisis, la muerte.
De lo que sólo son vuestras propias decisiones:
amor con dolor,
vida sin sustancia,
trabajo de esclavo.

Hasta aquí llegan vuestros gritos angustiados. La Comandante, sucia de barro y sangre, las oye, como las oigo yo. Cuando entre todas ellas reconocemos voces a las que podemos poner rostro, cruzamos una mirada cómplice.

– Deja que sufran – sonríe quitándose sangre seca de la comisura de los labios.

La noche está fría y desabrida, pero hemos ganado la batalla de este día.
La Comandante se quita las botas, bebe whisky a morro, enciende un cigarro y pone los pies junto al fuego para secarse los calcetines, los dedos, los huesos de unos y ceros que no tiene.

En el silencio de la noche, vuestros lamentos suenan aún más lastimeros y ella ha de hacer oídos sordos porque sabe, como lo sé yo, que una vez que os mostró la ruta a seguir, nada puede hacer por vosotros hasta que os enfrentéis al camino oscuro.
También yo lo atravesé hace años, por eso estoy aquí al feliz servicio de esta entelequia.
A mí también me dijo:

– Lázaro, levántate y anda.

Esta entrada fue publicada en EJÉRCITO DEL FUTURO, General. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s