Amor de efectos retardados

Por Marisol Oviaño

Hacía más de veinte años que nos vimos por última vez.
Desde que dejamos de ser novios.
Hace unos meses, una aburrida mañana de domingo, se le ocurrió teclear mi nombre en Google.
Desde entonces hemos recuperado el contacto y hablamos con frecuencia.
También me encontré hace poco en la calle con el que fue mi primer novio, y ahora seguimos al tanto el uno de la vida del otro.

Reconforta descubrir que algo del amor que hubo entre ellos y yo siguió latiendo en algún lugar.

Y pienso en el padre de mis hijos, prófugo de sí mismo, desaparecido para la sangre de su sangre, preso en el infierno blanco.
Y en ese amor que, como una bomba de detonación retardada, sigue latiendo en su corazón muerto.

Aunque tú, que me lees para ver si escribo sobre ti, no lo sepas.

Esta entrada fue publicada en General, Lecciones de la vida. Guarda el enlace permanente.

0 respuestas a Amor de efectos retardados

  1. Kostas dijo:

    Curioso pero, ese poster del hongo de la boma atómica, lo tuve durante muchos años en la cabecera de mi cama, jejeje.
    ¿y por qué no vive de nuevo suantiguo amor?.
    Porque no tiene ovarios, o cojones,
    tirar por esa senda que, ahora,
    no está viva y, tal vez,
    tampoco muerta…

  2. Anónimo dijo:

    la bomba mas grade jamas vista

  3. Penélope dijo:

    ¡Qué curioso!
    algo así me ha pasado a mí hace 1 mes.
    Nos conocimos hace 18 años. Fue un super flechazo a primera vista. Él regresaba a su país. Yo también me tenía que marchar. No nos entendíamos con el lenguaje verbal. No era necesario. Primero se encargaron de comunicar los ojos. Luego los besos. Luego nos las ingeniamos para seguir hablando con el lenguaje del cuerpo.
    La historia no podía ser en ese momento. Yo estaba muy comprometida. Él prometió esperarme.
    Nos hemos visto mucho, hablado mucho (aprendimos también a comunicarnos con la palabra), carteado mucho.
    Sin embargo, después de unos años de espera, conoció a un bellezón nórdico y se casaron. Se vinieron de viaje de novios a mi pueblo. Estuvimos los 3 de viaje de novios, sin compartir cama.
    Luego yo conocí a otro. Cambié de ciudad, de casa, de movil, de fijo.
    Él también.
    Hemos estado sin saber nada el uno del otro 11 años. Él se ha divorciado hace 1 año. Yo no tanto, pero también.
    Nos hemos encontrado por el face.
    No puedo decir que todo sigue igual que antes; es muchísimo mejor.
    Fue uno de mis 3 grandes amantes y uno de mis 3 grandes amores. Es mi hombre CCC. Mi hombre perfecto, el que encaja en las 3CCC (CABEZA, COÑO, CORAZÓN).
    Esta vez nadie nos va a separar.

  4. Penélope dijo:

    Siempre he amado la Naturaleza más que a mí misma.
    ¿Por qué decide el volcán islandés despertar de ese modo tan tumultuoso?
    No había otra semana,
    otro mes,
    otro año,
    otro siglo o milenio para despertar?
    Acaso no hay más lugares en el planeta sobre los que se podrían haber aposentado las dichosas cenizas volcánicas?
    No había otro momento, volcán de mis entrañas? ni otro lugar, que justamente el momento elegido por mi hombre CCC y yo? y el país dónde él vive y donde vivo yo?
    Volcán, párate inmediatamente.
    Cenizas, dejad de enturbiar.
    Viene mi hombre CCC.
    Esta vez nadie ni nada nos va a separar.

  5. Marisol dijo:

    Huy, a ver si lo del volcán va a ser una señal para que no te tires de cabeza a la piscina, Penélope

  6. Penélope dijo:

    Nooooooooooo! estoy halando con él ahora mismo. Se junte el cielo con la tierra, es mi hombre CCC, soy su mujer CCC!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s