Momentos de lucidez

por artistadesconocida
Fotografía original: circulaciosensesentit

Primero dejé de disimular que envejezco.
Para que los hombres no se fijaran en mí y no volvieran a interponerse en mi mirada, ésa que siempre busca algo más allá.

Pero ellos sólo necesitan mujeres. Así, en general. Cuando lo comprendes, la caza pierde su gracia y tú pierdes el interés, cuelgas los trastos de matar bien a la vista y olvidas todos tus trofeos en una mudanza.

Y te conviertes entonces en una magnífica pieza de caza mayor que colgar en la pared de la virilidad: una exótica cabeza de mujer libre. Siempre habrá un hombre al que parecerle una deliciosa joven o una madurita morbosa.

Desde pequeña me di cuenta de que las mujeres que parecían levantarse repintadas, las que más se arreglaban en la peluquería, las que más se gastaban en ropa, las que siempre iban IMPECABLES, eran las menos dispuestas al sexo: dormían en camas separadas. Pero si contara muy alto a las mujeres que los hombres también se dan cuenta de eso, una empresa cosmética compraría toda mi obra y la quemaría en una cámara de gas.

Y yo sería rica, pero muda.
Y seguro que querría parecer joven.

Así que, envejezco a la remanguillé y no salgo de casa.
Por miedo a gastar.
Como si la calle fuera una droga que me pudiera meter. Paso días y días sin probar más aire fresco que el que puedo recoger en mi terraza.

Y no puedo quejarme: estoy siempre sin un duro porque elegí vivir de una determinada manera- estar a fin de mes desde el día 9- y esto es, como la renuncia a la vida galante, el precio que pago por ser libre.

Envejezco y me hago pobre en la misma medida.
Ni dinero, ni hombres.
Sólo esa mirada que ve en la oscuridad.
Solas ella y yo.

Esta entrada fue publicada en General, Lecciones de la vida. Guarda el enlace permanente.

0 respuestas a Momentos de lucidez

  1. Ines dijo:

    Bravo, bravo, bravísimo. ¡Qué bonito artista desconocida, qué verdad!
    Ines

  2. Miguel dijo:

    Coño, te gas vuelto cuáquera o qué. Sólo te falta un alambique para hacer alcohol de maíz, escupir tabaco por el colmillo y disparar a los forasteros. Yiiiiipaaaaaaaa!!!!

  3. grancarabin dijo:

    Cáspita.., no se que le pasa a la gente en este ” portal ” !!
    !! Todos están ” sin blanca ” !! Puñetera crisis !!!
    ¿ Desde “pequeña” .., te diste cuenta de que las que se pintan y arreglan.., son poco propensas al sexo ?
    Por favor.., no quiero saber en que convento te educaron !
    Lo peor que hay.., son los ” topicazos ” ! Seguro que moviendose de tópico .., en tópico.., no se acierta ni una !
    Bueno.., todo en esta vida depende del equilíbrio. Una mujer puede resultar muy atractiva.., pintándose con cierto gusto.., y si se pasa mucho .., puede parecer .. una jodida cebra !
    Los hombres no somos tan malos.., y tu deberías intentar no deprimirte.., pues hay una relación directa entre la depresión.., y la afanosa búsqueda de la justificación .., que suele recaer en los malvados hombres .., para la hembra deprimida.., y en las malditas mujeres.., para el macho decaido.
    Mi consejo es que te pongas un chandall.., y corras unos kilometros. El óxido nitrico que te producirá el ejercicio.., te va a presentar una visión mucho más agradable de la vida que la que ahora tienes . Ah.., y correr es gratís !!!

  4. artistadesconocida dijo:

    querido grancarabin:
    Somos escritores, y los escritores, desde la noche de los tiempos, son pobres.
    ¿desde pequeña me di cuenta? Pues sí. Casualmente, las “miembras” de mi familia que más se arreglaban eran las que dormían en camas separadas y las que, cuando las mujeres cuchicheaban en la cocina se referían a sus maridos como “el asqueroso ése que siempre está pensando en lo mismo”.
    ¿Quién dice que los hombres sean malos? Yo no digo que sean malos, sino que, cuando te das cuenta de lo fácil que a las mujeres como yo nos resulta cazar, la caza pierde interés. No serían malos, sino presas fáciles, que muy bien podría significar lo contrario de malo.
    ¿Depresión? ¿Quién tiene depresión? Ay, grancarabin, el topicazo es creer que la juventud es fuente de felicidad y la madurez un sinfin de desdichas.
    Soy una mujer que tiene una vida intensa, que envejece feliz de la vida porque no ha dejado nada por hacer, que tiene al alcance de la mano toda la caza que pueda desear y que no se averguenza de aparentar los años que tiene, ni eso aleja a los hombres de mí, más bien todo lo contrario.
    Es a ti al que le parece que una mujer así LIBRE (sin hombre atadito a la pata de la cama) ha de estar deprimida.
    No me pondré el chándal. No me interesa parecer más joven, ni seguir coleccionando trofeos. Sólo me interesa ser más sabia.

  5. Doña Juana Tenorio dijo:

    ¿Jodidas cebras?
    ¿Malditas mujeres?
    ¿Óxido nítrico (sabes de qué clase de contaminante se trata)?
    ¿Por qué hablas como los yanquis resentidos e impotentes, solo que en castellano, por que están en “jalogüin?
    Ay carabín, carabán, carabím,bum,bam.

    ¡Cum pueri laborauiset magister laetus erat!

    Pues no sé lo que vas a decir cuando leas SEDUCIENDO A DIOS (además, como tienes tanta plata, regalarás esta novela a todos tus amigos. ¿O debería decir tan solo vecinos?)
    Carabím, carabám, carabim, bum, bam.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s