Rodolfo naró y el orden infinito

Por Marisol Oviaño
Fotografía de David Luna

Rodolfo Naró (Tequila, Jalisco, México) y yo (Madrid) nos vimos por primera vez en la Plaza de Oriente de Madrid hará ahora dos años.

Nos habíamos conocido en la red gracias a Proscritos. Entonces él no era un laureado novelista, aunque ya había publicado algún libro de poemas. Meses antes había recurrido a nosotros para que analizáramos El Orden Infinito. Hicimos un informe muy favorable y aconsejamos a Rodolfo que terminara de pulir lo que ya se veía como una obra muy ambiciosa.

Aquella tarde, para reconocernos, alguno de los dos iba de naranja vivo, no recuerdo si yo o él, creo que fue él. Había venido desde México y buscaba agente para el Orden Infinito, que ya estaba acabada. Pero yo había perdido el aliento en mis intentos por conseguir editorial para una gran escritora venezolana cuya literatura tenía las mismas influencias que la de Rodolfo, estaba reuniendo valor para levantar el vuelo de mi vida de casada, y no me sentía con ánimos de pasear editoriales arriba y abajo en Madrid y Barcelona para escuchar la misma respuesta: el realismo mágico ya no vende. No era el momento. Para luchar por lo que uno cree ha de sentirse bien, ha de creer lo primero en sí mismo, y yo estaba hecha una mierda profesional y personalmente.

Aquel día yo no estaba receptiva, tenía todas mis energías puestas en sobrevivir sin involucrarme en más causas perdidas, de modo que tomamos una coca cola en la Plaza de Oriente, subimos por las callejas de detrás a tomar unas cervezas, hablamos de literatura, de la vida y del amor, y no firmamos ningún contrato. A los dos días, me fui de casa.

Un año más tarde, Rodolfo nos recibió a mis hijos, a David Luna y a mí en su casa de México D.F, nunca sabrá lo bien que nos vino aquella hospitalidad al final del camino. Aunque Rodolfo estaba ya trabajando en otra novela, seguía moviéndose por El Orden Infinito, era un hombre con un objetivo, un escritor de raza. Había trabajado mucho para conseguir su gran obra, le había costado diez años escribirla, diez años de tenacidad, de luchar contra la corriente, de ser inasequible al desaliento. Sabía que era buena, que él tenía talento y estaba dispuesto a defender lo que había escrito hasta que se le hiciera justicia literaria.

Ha quedado finalista el premio Planeta de su país, le han publicado y anda ahora de promoción.
En unos meses estará en España y tendré el placer de volver a abrazarlo.

La literatura no es una profesión para pusilánimes.

saber más sobre Rodolfo Naró

Esta entrada fue publicada en General, Lecciones de la vida, Noticias cultura. Guarda el enlace permanente.

5 respuestas a Rodolfo naró y el orden infinito

  1. asdas dijo:

    pinche celoso

  2. Pako Millán dijo:

    He leído El orden infinito y es una novela que subyuga y que no dudaría que pudiera ser el material para una película mexicana en la que bien pudieran estar varios países interesados en coproducirla. Y bueno, acerca de la reseña que hace Marisol Oviaño… “el hubiera” qué subjuntivo que pesa siempre que miramos hacia atrás. Y a cerca de quien hizo el comentario de “pinche celoso” , ni siquiera se tomó la molestia de leer que es una mujer quien escribe y sólo pudo exclamar el encono de aquél que no sabe apreciar las palabras de quien quizá esté arrepentida de no haber arriesgado en una empresa.
    No pierdan la oportunidad de leer El orden infinito.

  3. Adrián dijo:

    No me atrevo a escribir aquí que El orden infinito sea mejor novela que, digamos, Pedro Páramo o Cien años de soledad. Sin embargo, lo expreso en cada oportunidad cuando hay cerveza de por medio.

    Sin duda está en un nivel altísimo. La disfruté mucho.

  4. Oscar Leal dijo:

    hola, me llamo oscar leal. Tengo 14 años de edad y vivo en monterrey, Nuevo Leon. Estoy en el Instituto San Roberto Valle alto. Mi maestra me encargo de tarea, investigar sobre Rodolfo Naro y me pidio comprar un libro de ti. Eh batallado en buscar libros de ti en las librerias quisiera saber si me podrias ayudar. Mi mail es oscarlm_95@hotmail.com

  5. Marisol dijo:

    Oscar, le envío tu correo a Rodolfo Naró para ver si puede echarte una mano. Nosotros estamos en España.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s