El futbolista del sevilla y la enfermera de Hemingway

Por Marisol Oviaño

Ha muerto Puerta.
También ha muerto Umbral, pero de eso ya hemos escrito.

Siempre es triste que un chavalín que toca el cielo muera.
He tenido que buscar fotos suyas en la red. Ayer no sabía quién era, hoy todos sus gestos de victoria tienen otro sentido.
Su muerte es la muerte de los sueños infantiles, de los sueños de miles de niños, de los sueños de todos nosotros, que alguna vez soñamos con ser futbolistas, actrices, astronautas, cantantes, bomberos, princesas, cirujanos o piratas.

La muerte de Puerta es un cabrón corte de mangas a la ilusión.

He estado todo el día fuera de casa. Cuando llego, mi hijo, adolescente y futbolista, anda con un amigo, que se queda a cenar. Cuando el invitado se marcha, mi primogénito se enreda con el ordenador hasta que le mando apagarlo, y se mete en la cama a leer. Coge Adiós a las Armas, de Hemingway. Se lo está acabando.

No tarda mucho en hacer acto de presencia y decirme con cara de reproche: “¡No me habías dicho que moría la enfermera!”

En su cara se pinta esa tristeza que resulta perturbadoramente hermosa en todos los hombres. Por un segundo me deja ver que algo le ha tocado el corazón que tanto esconde, y, sabiendo que yo no puedo hacer nada por evitarlo, pero que soltarlo le liberará, me dice: “¡Joder, qué día de muertos llevo, primero Puerta y ahora la enfermera!”

Es demasiado joven y no puede saber que Hemingway ha matado a la enfermera para que Puerta, ese niño, no esté solo en su viaje. Pero no le digo nada, le doy un beso de buenas noches y le dejo a solas con su higiénico dolor.

La muerte forma parte de la vida.
Cuanto antes lo aprenda, mejor para él.

Fotografía en contexto original: bbc

Esta entrada fue publicada en Fútbol, General, Lecciones de la vida. Guarda el enlace permanente.

0 respuestas a El futbolista del sevilla y la enfermera de Hemingway

  1. MIguel dijo:

    Mi hijo, que también ve el mundo a través del fútbol, tuvo ayer su primer contacto con la muerte.
    Como está aun en la edad genial, compuso este monólogo, más o menos: “la gorda esa (penella), el umbral escritor, luego puerta, y mañana me va tocar a mí”.

  2. Katy dijo:

    Encontré de casualidad tu blog, me gusta, en serio que si. Tuve una experiencia similar con puertas, un perfecto desconocido para mi, uno mas tal vez de la liga española, que admiro demasiado, pero mis horizontes no van mas alla de Barcelona y sus fantasticos, pero la muerte de puertas si choco a todos aquellos que vemos al futbol como el deporte mas lindo del mundo, por todo lo que significa.

    Saludos desde Peru

    Katy

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s