Coma etílico en Arroyo Culebro

 

11595-92058.jpgMiguel Pérez de Lema

Somos tan viejos como para haber visto el walking dead de los 80/90 por las calles de Madrid, dando emoción a las plazas de Chueca y Malasaña, y creando un escenario de pesadilla en los barrios extremos, las ciudades dormitorio, los trenes de cercanías, los pasillos del metro, los parques y jardines, y finalmente, los tanatorios.

La inocencia, el desarraigo, el gañanismo y el abandono de aquellos años llevó a la drogaína a media generación, según el relato mítico ochentero. Pero ahora, pasado el rito del sacrificio, ya somos modernos certificados, europeos championlig y “eso” no puede volver a ocurrir. Los jóvenes son menos estúpidos, hacen deporte, hablan idiomas y están a salvo. Porque todo es mejor ahora. Ahora, todo es el recopetín con güifi y blutuz.

Lo cual que el otro día una niña de 13 ha entrado en coma etílico en un parque del cosmopolita barrio de Arroyo Culebro. Los medios mediáticos dicen que esto pasa porque hay unos chinos muy malos que venden alcohol a los menores.

-Y no pagan impuestos, que me lo ha dicho mi nuera.

-Pudiera ser, señora.

La noticia se suma a la muerte de otra niña botellonera un mes antes en un descampado, y habría que empezar a preguntarse qué pasa para que estas criaturas se metan estos pasotes. Las que entran en coma etílico salen en Anarosa pero es de suponer que contamos con otros miles de preadolescentes que también soplan como un minero galés pero tienen más suerte o un hígado más curtido, y van librando.

-La niña se había bebido una entera botella de ron.

-Sí, señora, de eso estamos hablando.

Lo que sí tenemos y no teníamos en los 80/90 es todo un ejército de cuchipandas para la protección de la chavalería, a nivel municipal, provincial, autonómico, estatal y europeo, más toda clase de asociados sinanimodelucro, que suman decenas de miles de efectivos, con sus despachos climatizados, que hacen posters, dan charlas, y están como muy en el tema de la cosa pueril. Así que, por ese lado, estamos cubiertos.

Pero sigue habiendo, parece que sigue habiendo, una vuelta al brutalismo, al desarraigo, a la estupidez, y a lo mejor una parte de esta generación ha empezado el camino del suicidio colectivo sin que nos demos cuenta, ni le importe a nadie mientras no salga en Anarosa. Ya no es la atroz heroína, por suerte, ahora es el alcohol de alta graduación, un millón de veces más abundante y disponible.

-Apañados estamos.

-Usted lo ha dicho.

 

 

Publicado en General | Deja un comentario

Las putas deciden

por Robert Lozinski

uforgiven

Arrogarse el derecho de actuar en nombre de la creación es una soberbia propia de todos los seres vivos, incluido el hombre, que puede matar sin esfuerzo como hace cualquier animal salvaje. Parece ser que, entre todos los derechos que hemos creado para defendernos los unos de los otros, se encuentra también el derecho de matar.

En “Unforgiven” el personaje que interpreta Clint Eastwood dice que quitándole la vida a un hombre le quitas todo lo que tiene y todo lo que pueda tener. William Munny, un matón arrepentido, se estremece ante la muerte, ante la muerte que corta el hilo de una vida. Ante la muerte que corta una vida que puede generar la vida; el hombre al que matas ya no podrá hacer ninguna de estas cosas: enamorarse, tener hijos, construir una casa, plantar un árbol… Porque esta sería, en definitiva, la misión del ser humano: hacer todo lo posible para que la vida dure.

William Munny, malo por excelencia, que ha practicado el mal con sus peores formas, tiembla asustado ante la cadena de destrucción que él mismo ha creado. Pero eso no le impide ir a matar otra vez a dos hijos de puta que habían marcado a navajazos el rostro de una prostituta, y a vengar en otros cinco o seis la muerte de su único amigo. Sí, lo hace por dinero, pero lo hace también por sacar de la pobreza a sus dos hijos y porque reconoce la maldad más despreciable. Y también porque está preparado para recibir idéntico castigo.

¿Cómo juzgar a William Munny? ¿Arrogante acaso? ¿Le corresponde a él decidir qué vida debe continuar y cuál debe terminar?

Mientras se va alejando, cabalgando en su caballo blanco bajo una terrible lluvia, nadie se atreve a dispararle por la espalda. Las prostitutas, mujeres sin héroes masculinos, le persiguen con la mirada llena de estupor y de admiración, como a un auténtico héroe.


Robert Lozinski es autor de La ruleta chechena

Publicado en General | Etiquetado | Deja un comentario

¿Por qué Trump?

donald-trump-1.jpg

Miguel Pérez de Lema

A medida que fue avanzando la campaña electoral americana, a España nos llegaba la propaganda clintoniana y nuestros opinadores profesionales competían por ver quien arrugaba más el hociquito y se ponía más digno a favor de Hillary Clinton, con argumentos tan sólidos como que era mejor porque era mujer, como si su chantaje emocional pudiera impedir lo que cada día parecía más inevitable.

Aquí, desde la casi absoluta ignorancia, hicimos un poco de risa sobre Trump, (https://proscritosblog.com/2016/06/01/cartman-trump-y-la-neurosis/) y advertimos sobre su eficaz -y temible- identificación con el depauperado hombre blanco de la América profunda, y resulta que sí, que el tío lo ha conseguido.

Lo que más nos puede interesar de este fenómeno es lo que ya hemos venido observando y comentando, la evidencia de que la gente está harta de la hipocresía y de los profesionales del poder que se levantan cada mañana pensando en cómo atornillarse un poco más en su posición y han traicionado a sus votantes. Hillary es el poder, la corrupción, el inmovilismo, el globalismo, y la mentira, y tiene sus homólogos en todos los partidos tradicionales de todas las democracias occidentales. Y su derrota ante una persona tan extravagante es la derrota de todo el entramado corrupto y mentiroso que ha llevado poco a poco a millones de personas al desarraigo en sus propias casas.

Lo que pase ahora no lo sabe nadie. Probablemente, Trump, se moderará y se irá adaptando al cargo y a sus peajes, porque una cosa es llegar al gobierno y otra llegar al poder. Pero esta primera victoria de la resistencia -por muy loca y repulsiva que ésta sea- puede ser decisiva para que en Europa -descontando, claro, España, donde siempre hace buen tiempo y somos tan felices- los movimientos contra la oligarquía comiencen a ganar elecciones y a formar gobiernos.

En esta casa venimos hablando de esta tendencia (https://proscritosblog.com/2016/05/04/la-vuelta-de-las-naciones/) que parece que se confirma. Y seguimos opinando que “los nacionalismos han identificado “lo reprimido” en la mente colectiva de Europa, y se han ganado para millones de personas el arquetipo del libertador. De aquel que les da la razón, les reconoce que efectivamente existen esos problemas que les decían que no existían, y que se puede estar en contra de ciertos dogmas de fe, sobre todo cuando esos dogmas de fe propician el hundimiento económico y enervan la tensión social”.

Por muy peligroso que eso pueda llegar a ser, e incluso si estos gobiernos fracasan, el cambio parece saludable. A lo mejor, a partir de ahora, cuesta un poco más tomarle el pelo a la gente, esa gente que vota.

 

 

Publicado en General | 12 comentarios

Un hombre feliz

por Robert Lozinski
Fotografía en contexto original: BBC
un-hombre-feliz

Una vida a la carrera. ¿Y para qué?

El otro día un conocido me contó que en las vacaciones de verano estuvo en seis lugares distintos y que ya está pensando dónde pasar la Navidad. Yo estuve sólo en uno y tuve que callar un poco avergonzado.

En el pueblo donde yo nací vivía un hombre llamado Dragan. Vivió más de 70 años, nunca había ido al médico, fumaba mucho, hablaba poco y en tono amistoso. Lo recuerdo siempre vestido con la misma ropa, tanto en verano como en invierno: botas altas de goma, pantalones, americana gris, camisa y gorra. En invierno cubría su cuerpo esquelético con un abrigo largo y no demasiado grueso. Bebía mucho, se emborrachaba y a veces dormía a la intemperie. Lo único que había hecho durante toda su vida fue llevar a su vaquilla al campo. Dragan vivió sus más de 70 años lentamente. ¡Qué largos eran sus días de verano! Viendo pastar tranquilamente a su vaquilla, fumando un cigarrillo de vez en cuando, echando la siestecita a la sombra. Un hombre sin planes ni ambiciones. Un hombre listo. ¿Para qué correr si el mismo fin nos espera a todos? Por eso nunca estuvo enfermo.

Nosotros vivimos corriendo. Lo consumimos todo a gran velocidad; alimentos que no alimentan, televisión que entontece, internet que no se apaga nunca, horas y horas de conversaciones telefónicas sin decir gran cosa, encuentros con amigos que no nos satisfacen espiritualmente, vacaciones que no relajan, trabajo que no nos gusta. En este consumo sin freno nos consumimos a nosotros mismos, nos hacemos viejos, enfermamos y llegamos a la estación de la amargura y de la decepción. Lo único que nos haría sonreír involuntariamente sería contemplar un gato lamiéndose las patas. Daríamos mucho para alargar ese instante. El gato lamiéndose las patas es la eternidad que hemos perdido. Dragan, viendo pastar su vaquilla vivió dentro de esa eternidad que, en su caso, duró más de 70 años. Sí, un hombre feliz.


Robert Lozinski es autor de La ruleta chechena

Publicado en General | Etiquetado , , | Deja un comentario

Una niña de 12 años muere de coma etílico: hay que educar a los niños para que sigan vivos

por Marisol Oviaño
Fotografía en contexto orginal: corazónblanco

botellon

Una niña de 12 años ha muerto de coma etílico. Se desvaneció en el descampado en el que ella y sus amigos solían reunirse a beber y los otros, asustados, en lugar de llamar al Samur y apechugar con las consecuencias, la metieron en un carro de supermercado y la llevaron al hospital . Según he leído, tardaron más de media hora en llegar. Se me saltan las lágrimas al pensar en la angustia de aquel viaje de niños borrachos peleando con el carrito que, inevitablemente, se iría atascando en todos los accidentes del terreno.

Cuando leí el titular deseé fervientemente que hubiera sido un trágico accidente sucedido el primer día que la criatura probaba el alcohol. Pero las noticias han confirmado que no, que la policía ya la había llevado dos veces a casa en estado de embriaguez. Es decir, que debía emborracharse todos los fines de semana y las fuerzas del orden público sólo la habían pillado dos.

No han trascendido datos de la familia, excepto que los adultos son polacos que llevaban en el pueblo más tiempo de lo que su hija ha vivido. Bastante tienen con lo que tienen, no seré yo quien haga leña del árbol caído. Pero no he podido evitar pensar en las muchas conversaciones que he mantenido a lo largo de los últimos años con padres que creen que la autoridad, la disciplina y el “porque yo lo mando” son cosas de fascistas, cuando en realidad sólo son herramientas para educar.

Padres que creen que educar es consentir todos los caprichos a sus hijos y viven en una perpetua, agotadora y estéril guerra de desgaste porque en sus casas no se castiga, no se da un golpe en la mesa, no se imponen unas normas. En sus casas, se negocia. Y a diario se ven obligados a explicar un millón de veces las razones por las que los niños tienen que irse a la cama, lavarse los dientes o no comer medio kilo de chucherías. Padres que, cuando les dices que no deberían dejar salir a su hijo de 14 años hasta las siete de la mañana, te contestan desafiantes: “es que yo confío mucho en él”. Como si sus hijos fueran un banco en el que han depositado su dinero y no un ser a medio hacer que no sabe de la misa la media.

La renuncia de los padres a ejercer su responsabilidad de adultos, esto es: ejercer su autoridad, imponer su disciplina y marcar unos límites bien definidos, está cargando sobre las espaldas de los niños un peso que ni sus huesos ni su hígado pueden soportar.

Ya no podemos hacer nada por la niña muerta.
Pero todavía estamos a tiempo de salvar a los que aquella trágica noche estaban con ella.

Publicado en Educación, General | 4 comentarios

La Diada de la Marmota

Ramón de España, desatado.

Publicado en General | 2 comentarios

El futuro que viene

por Antonio Santos

En estos tiempos de pesimismo apocalíptico uno ve y escucha un mensaje como el de José Cordeiro y lo primero que siente es un subidón de optimismo y fe en la humanidad. Constatar que la solución de problemas como la contaminación, la pobreza, el hambre, la enfermedad y hasta la muerte tienen, o van a tener en un futuro inmediato, soluciones gracias a las nuevas tecnologías, te cambia la percepción del mundo.

Ya más en frío, uno, gato escaldado de las apologías en la red y un poco mosca con las formas de tele-predicador del personaje, empieza a hacerse preguntas como, por ejemplo, la viabilidad de una humanidad inútil y ociosa en expansión y sin bajas por defunción. Tras compartir el enlace con interlocutores de confianza, uno recibe información que pone el foco en la letra pequeña del mensaje anterior.
(Ver entrevista a Yval Noah Harari en El periódico)

Del desesperanzador mensaje de Noah-Harari me quedo con lo que él dice pretender finalmente: “No predecir el futuro, algo que es imposible, sino abrir mentes y pensar de una forma más creativa sobre el futuro”.
Yo creo que lo que llamamos realidad es una ficción compartida, una película en la que somos actores interpretando un guión que vamos escribiendo entre todos sobre la marcha con nuestras intenciones y acciones. Nadie puede predecir ni imponer unilateralmente los giros de la trama, porque está sujeta a tantas variables como personas hay en el mundo. Matemáticamente, es un sistema caótico sometido al llamado “efecto_mariposa” que, por ejemplo, hace impredecible el clima.

Otro ejemplo histórico es la inoperancia de los planes bélicos.
Las operaciones militares son desde siempre las acciones humanas mejor planificadas; expertos estrategas y logísticos tienen en cuenta sobre el papel todos los medios y circunstancias propios y del enemigo. Sin embargo, es el imprevisible factor humano del soldado en combate lo que finalmente determina el resultado, que rara vez coincide con el previsto por los expertos.

En cuanto al gran salto que salve a la humanidad, creo que ha de ser de conciencia y no de inteligencia. Ningún algoritmo, por potente que sea, llegará nunca a tener intuición, esa forma de conocimiento que a lo largo de la historia del homo sapiens ha inspirado a individuos singulares, como Aristóteles, da Vinci, Einstein o Hawkings, descubrimientos que han impulsado a la ciencia al nivel actual. Ningún ordenador puede sentir la inspiración que ha hecho sublimes a los grandes artistas.

Intuición e inspiración son inherentes a la raza humana y no pueden ser emulados por máquina alguna. Emanan de la esencia que compartimos con el universo, que muchos llamamos espíritu y que ignora alevosamente el mensaje de la Singularity University
en boca de su apóstol Cordeiro.

Ningunea también la fuerza de esa parte de la humanidad que aún hoy, en Oriente y en Occidente, practicamos técnicas ancestrales de meditación y autoconocimiento en búsqueda de una nueva conciencia. Un intento de conectarnos a la Inteligencia Natural que ha diseñado el algoritmo biológico capaz de inventar la Inteligencia Artificial. Cuando esa minoría, la sal de la tierra, alcance el punto crítico necesario, se producirá el próximo salto cuántico en la evolución de la humanidad, un inesperado giro hacia un final feliz en la trama de la película ”El hombre y la tierra”.

Publicado en General | Etiquetado , , , | 5 comentarios

Bondad, maldad y maldad inútil

por Robert Lozinski

Fotografía en contexto original: revista nada

el-bien-y-el-mal-emile-armand

¿Cómo explicar la simpatía del espectador hacia el malo de la película?
Al parecer ese espectador se da cuenta de que es más honesto ser abiertamente malo que aparentemente bueno. No digo que sea preferible, no. Digo sólo que son más honestos los malos que no disimulan su maldad y hacen maldades, que los malos disfrazados de buenos: dicho de otra forma, los falsos buenos, los buenos que no se atreven a decirlo en voz alta sí, yo soy malo, los buenos que no hacen maldades abiertamente porque temen las consecuencias.

Hace tiempo escribí un relato sobre Yura.
Yura era un muchacho malo, según todos los criterios. Fumaba, bebía alcohol, salía con chicas malas, no iba a clase, insultaba a los maestros. A mí ese chico malo me salvó de una agresión totalmente gratuita: en cierta ocasión un grupo de gamberros me rodearon y, para divertirse, empezaron a empujarme y a insultarme.

¿Cómo era Yura? ¿Bueno o malo? ¿Qué le hizo intervenir en la pelea? ¿Por qué detuvo aquel brote de violencia colectiva? Yo no era su amigo. Ni siquiera me conocía. ¿Vio en el ataque la manifestación de una maldad inútil? ¿Hay entonces, tal vez, maldades útiles? Y si las hay, ¿cuáles son? Podríamos decir que son las maldades justificadas por una buena causa. Puede ser.

“Bueno” puede serlo sólo aquel que alguna vez en su vida ha sido malo. Los que oscilan entre el bien y el mal, aquellos en quienes la bondad y la maldad se mezclan y configuran su modus vivendi particular, aquellos a quienes la maldad les horroriza y les da miedo y para quienes ser bueno sólo significa no transgredir ciertas normas, nunca serán capaces de hacer algo verdaderamente bueno.

La bondad que dura toda la vida es una forma de supervivencia, una adaptación bastante hábil a las circunstancias, una solución, en definitiva, a nuestra pusilanimidad.


Robert Lozinski es autor de La ruleta chechena

Publicado en General | Etiquetado | Deja un comentario

Minutos musicales “I’m leaving on a jet plane” x 3

Miguel Pérez de Lema

Una de las canciones más sencillas y perfectas de todos los tiempos.

Versión canónica

Con estas pintas unos cantantes sólo pueden ser muy buenos o espantosamente malos.  John Denver y Mama Cass eran lo primero y en esta grabación se salen, de verdad, es oro. Difícil escucharla sólo una vez. El tema de Denver gana y crece con el acompañamiento femenino. (Aunque no sucede lo mismo con la versión de los demasiado viscosos Peter, Paul and Mary, que fueron los que la hicieron popular pero que nos ahorramos incluir aquí porque es horrorosa). Para enseñarla a los extraterrestres -o a nuestros hijos, incluso- y que entiendan inmediatamente en qué consistía una obra maestra de nuestra cultura popular.

 

Versión gamberra

Punk/Rockabilly/pop. Graciosilla, bien hecha, alegre. Ponible.

 

Versión elevada

Sí, vale, a todos nos da un poco de repeluco Bjork. Pero esta versión es difícilmente superable, porque es distinta, porque es leal a su manera, y porque suena  asquerosamente bien.

Publicado en General | Deja un comentario

“Esperaba más”

Miguel Pérez de Lema

A ver quién es el guapo que no “esperaba más” de España.

Cuando te dan algo a cambio de nada, te están poniendo en el camino de olvidar el coste de las cosas, el origen de la manteca, los sinsudores de algún pringado que no es que pague la fiesta, es que el Estado le ha quitado la pasta antes de que pudiera olerla -en España un salario de mil euros paga más del 50% de impuestos, entre los directos y los indirectos-, ese panoli ibérico que ni siquiera tiene el orgullo de sacar la cartera y decir “tranquilos chavales, que esta ronda la pago yo”. Porque los monises ya están donde Montoro, y desde allí polinizan los ubérrimos campos del pesebrismo.

Por nuestro mundo puerilizado corre un ancho río que nos divide. A un lado del río, los que esperan más. Al otro lado, los que esperamos menos. Menos es más.

Yo espero menos. Menos Gobierno. Menos Estado. Menos inmigración ilegal. Menos leyes. Menos reuniones de alto nivel. Menos complejos de culpa. Menos profesionales del chantaje emocional a cargo del presupuesto. Menos líderes de opinión que sólo opinan lo que les manden. Menos impuestos. Menos fiestas de la Democracia. Menos museos de la boina. Menos refuyis. Menos samba.

E mais trabalhar.

 

Publicado en General | 2 comentarios